En el Brasil, los aumentos estacionales de fiebre amarilla suelen registrarse entre diciembre y mayo. Durante los periodos estacionales de 2016-2017 y de 2017-2018, el número de casos fue mucho mayor que en años anteriores (figuras 1 y 2), en parte debido a la propagación de la enfermedad a zonas que hasta entonces se consideraban seguras (figura 3).
Ir a la fuente
Author: