«Silencio en la noche, ya todo está en calma,… Y la viejecita de canas muy blancas se quedará sola con cinco medallas, que por sus cinco hijos le ofreció la patria».

Este texto forma parte de un tango que cantaba Carlos Gardel, y no cabe duda que refleja el sufrimiento permanente que una madre tiene por sus hijos.

Todos los días y no el que interesa al comercio , son días de la madre.

MADRE,  exclama el hombre cuando llega al final de su camino.

MADRE, exclamó Jesús en la Cruz, «Ahí tienes a tu hijo, hijo ahí tienes a tu madre».

La vida o la diosa Isis  o simplemente el Azar ha puesto en mi vida mujeres extraordinarias, desde mis abuelas a mis hijas , unas me enseñaron, me educaron me hicieron feliz.

A todas ellas felicidades,  y aún más a aquellas que aunque la naturaleza no les dio el ser madres, lo son de niños y jóvenes que por las circunstancias han perdido las naturales

Hoy es el día de reconocer que la mujer nunca fue el sexo débil,sino que siempre estuvo en la posición que eligió.

Pero ellas levantaron, casa,familias, sueños he ilusiones.

Que dios les conceda su bendición y las guarde muchos años.

Feliz día de la Madre a todas las mujeres del mundo.

José María Rodríguez Santa