El PRC de Santander se muestra crítico ante la irresponsabilidad y la falta de anticipación del equipo de gobierno en  adaptar la ciudad a la desescalada

Exigen un plan municipal en materia de movilidad e urbanismo en crisis que organice el espacio público y permita el distanciamiento social en las calles de la ciudad para evitar posibles rebrotes

El portavoz del grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes Pila ha calificado de “lamentable”  el proceso de adaptación hacia la desescalada de la ciudad, consecuencia de la falta de seriedad, de planificación y de anticipación en materia de prevención por parte del equipo de gobierno PP- C ´s.

Para los regionalistas, la vuelta de la gente a las calles de Santander se ha visto marcada por la relajación y por la  incertidumbre ante el hecho de que nada ni nadie regulaba esta nueva situación.  “Mantener un orden en el proceso de desescalada hacia ese retorno es crítico, vital y es responsabilidad del ayuntamiento llevarlo a efecto, puesto que las competencias en materia de salud pública son municipales. Todo este escenario que relato no ha existido por parte del equipo de gobierno de Santander, y es necesario para evitar un posible rebrote, lo que supondría un perjuicio colectivo”, apuntó el portavoz regionalista esta mañana durante el transcurso de una rueda de prensa.

Frente a la política de parcheos, que según el PRC ha llevado a cabo en estas días la alcaldesa y su equipo ,“el aquí pongo y allí quito” Santander no cuenta con un protocolo de mínimos a desarrollar sólo “pseudo medidas” a salto de mata en función de cómo se iban desarrollando los acontecimientos. En definitiva, una irresponsabilidad y una incompetencia total de quien carece de liderazgo y  de impulso”

Fuentes Pila fue bastante crítico porque a su parecer ni se ha gestionado bien lo urgente ni se ha actuado sobre lo importante por ello ha exigido la puesta en marcha de un plan municipal de movilidad y urbanismo en crisis que genere pautas y normalice conductas,  “un plan que se convierta en la herramienta resolutiva y preventiva en lo referente al uso de la vía pública en términos de seguridad y eficacia y para ello hay que hacer un estudio del espacio público de la ciudad”.

En cuanto al urbanismo se refiere, el portavoz regionalista  apuntó que el nuevo escenario en el que nos vamos a mover a partir de ahora, requiere de un urbanismo “diferente” al que pudiera barajararse hasta el momento para Santander, ligado a un concepto más “sostenible”, donde se “prioricen los espacios públicos para que el peatón tenga más protagonismo”, “se den soluciones a las zonas de la ciudad donde ahora mismo se producen más concentraciones de personas”  y donde” la movilidad, por las circunstancias en las que se construyó ese zona es más limitada”.

“Estamos hablando de espacios públicos con aceras muy estrechas o en las zonas de la ciudad donde hay más concentración de comercios y por tanto más afluencia de personas, deben crearse itinerarios seguros frente a intervenciones provisionales e improvisadas de fin de semana, y que además supongan la transformación de dicho espacio público de manera permanente de cara al futuro PGOU de Santander”

La desescalada obliga a redibujar las calles y a diseñar nuevos planes urbanísticos, “a generar un nuevo urbanismo del desconfinamiento vinculado a cambios a más largo plazo”, por lo que Santander siguiendo el modelo de otras ciudades “debe ponerse las pilas” y “empezar a trabajar” en ese reparto del espacio, en un transporte activo y en el mejor uso de la tecnología para gestionar la movilidad .

 MEDIDAS URGENTES EN MATERIA DE MOVILIDAD Y URBANISMO

  1. Diseño y ordenación de la movilidad peatonal considerando los distritos de Santander y la malla urbana. Las dificultades de movilidad, anchura de las aceras, proximidad de espacios abiertos, accesibilidad ordenada a los mismos.
  2. Direccionalidad de las calles de Santander. Indicando el sentido de la marcha por cada una de las aceras.
  3. Pasillos peatonales en las calles peatonales en doble dirección, teniendo incluso la posibilidad de generar un carril central para portabebés y personas con discapacidad y movilidad reducida
  4. Determinación de RUTAS SEGURAS para los grandes espacios de ocio y tiempo libre. Parque de las Llamas, Sardinero, Jardines de Piquío, Frente Marítimo, Gamazo, Parque norte litoral.

e.La actividad semafórica, realizando un reajuste integral de la movilidad vial, dando prioridad a peatones, ciclistas y servicios públicos de transporte, con especial atención a los pasos de cebra, reduciendo los tiempos de espera y aumentando las frecuencias de cruce a fin de evitar aglomeraciones públicas.

  1. Apoyo de la movilidad al comercio mediante la regulación mínima de número de personas que pueden permanecer a la espera en calles con mucha concurrencia vecinal.
  2. Plan de gestión de las playas en términos de accesibilidad y uso.
  3. Apoyar e impulsar medidas de control y vigilancia del cumplimiento de las nuevas medidas a través de la policía local y los agentes de movilidad de Santander, informando y asesorando a la ciudadanía sobre éstas y garantizando dicho cumplimiento por la seguridad y el bienestar de todos los Santanderino, especialmente en zonas sensibles y/o de gran afluencia, como playas, paseos, parques y avenidas.
  4. Señalización en paneles de todas las recomendaciones a través del uso de los dispositivos de la Smart City
  5. Señalización de la distancia de seguridad sanitaria en todas las escaleras mecánicas y rampas.
  6. Plan de desinfección municipal constante y mantenido en el tiempo.
  7. Control de aparcamiento en la salida y entrada de los centros escolares, así como desinfección y adaptación de los centros escolares a sus necesidades.
  8. Reordenación de la OLA con creación de zonas de residentes y plazas de uso rápido en el centro que faciliten los recados, dejar y recoger personas,…
  9. Inicio de forma inmediata de las gestiones para crear parkings disuasorios
  10. Creación de nuevas vías ciclistas estratégicas, pensadas en la movilidad funcional y que faciliten los desplazamientos comunes en bicicleta por la ciudad, debido a su complicada y peculiar orografía así como carriles de uso exclusivo para Bicicletas y VMPs de manera permanente en aquellas zonas donde existan dos o más carriles de tráfico y pudiendo transferir uno de ellos para tal fin.

ñ. Implantación de Bicis de uso público en zonas estratégicas a modo de INTERCAMBIADORES para favorecer la intermodalidad entre distintos servicios, puntos neurálgicos y ejes de movilidad, como por ejemplo en el intercambiador de Valdecilla, las estaciones de tren / Autobuses interurbanos, y zonas de trasvase de pasajeros del TUS (Manuel Llano, etc.).

  1. Igualmente otra acción inmediata iría encaminada a la rehabilitación y creación de zonas verdes en entornos degradados y con falta de habitabilidad, como el Barrio Pesquero, Varadero, Calle Castilla y Calle Marqués de la Hermida.
  2. El impulso de un plan de choque para la habilitación y construcción rápida de zonas verdes estratégicas en barrios de Santander con alta densidad de habitantes y escasez de zonas verdes.