Europa construye puentes. Es el titular casi calcado que la cuenta oficial de la Comisión Europea tuiteó esta semana al anunciar un impulso en las conversaciones comerciales con México. Sin nombrarla, Bruselas ponía el dedo en la llaga creciente de las relaciones entre el país latinoamericano y su vecino del norte, Estados Unidos.

La UE cocina su futuro lentamente y este pasa por 27 miembros, sin el Reino Unido dentro de dos años. La Cumbre de Malta de este viernes ha mostrado la división comunitaria porque el Consejo Europeo, la institución que acoge las reuniones de jefes de Estado y Gobierno, mantuvo dos encuentros separados. El primero a 28, con Reino Unido incluido, hasta el almuerzo de trabajo. Por la tarde, 27 dirigentes europeos se enfrascaron en los preparativos del 60 aniversario del Tratado de Roma, fundacional de la Comunidad Económica Europea.

Este viernes la primera ministra británica, Theresa May, sí ha debatido durante esa comida con sus socios sobre las relaciones trasatlánticas, “una absoluta prioridad para nosotros porque siguen siendo un pilar clave del mundo libre”, ha reconocido el presidente del Consejo, Donald Tusk. Desde el Consejo Europeo aseguran que May mostró su determinación de “proteger nuestras relaciones con Estados Unidos frente a sus enemigos”. La frase es tan abierta que deja a la interpretación si el presidente estadounidense, Donald Trump, es uno de esos

LEER MAS EN BEZ

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA