Varias expertas consultadas por el diario ABC aseguran que el yogur más beneficioso para la salud es el natural que en su etiqueta indique que no contiene ni azúcares añadidos ni edulcorantes de ningún tipo.

La dietista-nutricionista de Nutrisana Educación, Ana Márquez Guerro, explica que debe ser un producto «sin azucarar y sin edulcorar y sin 0,0 de nada. Un yogur natural entero, con su materia grasa, pero sin azúcares añadidos». Para saber si le ha sido añadido azúcar debemos cerciorarnos de que en la lista de ingredientes del alimento no aparezca como tal o con «algún seudónimo como melaza, concentrado de fruta, jarabe de fructosa, etc», afirma la doctora Ana Zugasti, vocal de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (Seen).

Para todos aquellos que prefieran un sabor más dulce en el yogur, Márquez recomienda agregarle pasas, orejones o cacao puro en polvo, aunque tampoco se muestra contraria a añadirle un poco de azúcar o miel si medimos las cantidades: unos cinco gramos (menos de una cucharadita).

«En una ingesta diaria de 1-2 yogures al día es más importante controlar y limitar la cantidad de azúcar que lleve el yogur que la cantidad de grasa», asegura la doctora Zugasti sobre la preferencia de muchos usuarios de yogures con 0% grasa, ya que muchos yogures desnatados pueden llevar una cantidad mayor de azúcar añadido o jarabes de fruta que compensen la pérdida de sabor. En cuanto a las opciones 0,0, que no contienen ni azúcares ni grasas, sí que abundan los edulcorantes y aditivos.

La necesidad de medir con más atención el azúcar que la grasa se debe a que la grasa láctea contiene ácidos grasos que son absorbibles fácilmente, y estos suponen una fuente de energía inmediata y su tendencia a acumularse en el organismo es baja. «La fracción grasa de los lácteos tiene también importancia por ser el vehículo de otros nutrientes, como las vitaminas liposolubles, especialmente vitaminas A, E y D, y por contener otros compuestos de potencial interés para la salud, como esfingomielina y otros esfingolípidos, y ácido linoléico conjugado», agrega.

El yogur es además una gran fuente de calcio, proteínas de alta calidad y magnesio, potasio o cinc, entre otros minerales. También está compuesto por vitamina B. Según numerosos estudios, el consumo de este alimento es beneficioso para enfermedades como la diabetes, la obesidad o el sobrepeso.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (20minutos)