Este es el misterio de

Turkmenistán no es un país que reciba mucho turismo que digamos, pero sí que cuenta con una atracción única en el mundo: un enorme agujero en medio del desierto que siempre está en llamas. No se apaga nunca debido a que del agujero salen emisiones constantes de metano, y nadie puede confirmar quién o qué lo encendió en primer lugar.

«Es como si el propio Satanás estuviera a punto de salir de ahí en cualquier momento»

George Kouronis se muestra frustrado cuando relata su expedición al cráter, de nombre formal Darvaza, que hizo para National Geographic. Hay varias versiones sobre su origen y lo que se intentó hacer con él, pero no pudo sacar ninguna conclusión fiable. Las llamas llevan ardiendo más de medio siglo y no parece que vayan a apagarse pronto.

Las discrepancias sobre el origen del cráter abarcan varios años. Hay quien dice que se formó en 1971 y lo encendieron los rusos nada más descubrirlo, pero también hay quien dice que se formó a finales de los 60 y que no fue encendido hasta bien entrados los 80.

Era una época en la que los soviéticos controlaban el territorio, cuenta el historiador Jeronim Perovic para la BBC, y los trabajadores que buscaban gas en el desierto no vieron razones para informar del incidente cuando éste estaba en un desierto muy alejado de núcleos urbanos. Además, la URSS valoraba cualquier fuente de energía (como el gas) como un punto estratégico a mantener en secreto.

El caso es que alguien arrojó fuego en un cráter que expulsaba gas metano sin parar, y aún seguimos viendo los efectos a día de hoy. También se dice que a lo mejor fue un accidente de la propia naturaleza (como un rayo cayendo justo en el cráter, por improbable que parezca), aunque las sospechan circulan más hacia los rusos prendiéndolo intencionadamente por precaución. Si trabajas cerca de un escape de gas permanente corres mucho peligro, pero no si le prendes fuego y lo consumes constantemente.

¿Se podría apagar esta ‘Puerta del Infierno’ algún día? Sí, pero ahora mismo Turkmenistan lo está usando como atracción turística. A menos que de repente se agote el gas que sale de la superficie, no hay demasiadas intenciones de apagar este cráter llameante por ahora viendo que el presidente del país se dedica a correr rallys a su alrededor. Además, tiene ironía pero mejor que el metano queme para que no quede suspendido en la atmósfera acelerando el cambio climático.

Imagen | Snowscat


La noticia

Este es el misterio de «la Puerta del Infierno» de Turkmenistán, un enorme agujero en llamas que no se ha apagado en 50 años

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Miguel López

.


Ir al artículo original
Author: Miguel López

Powered by WPeMatico