Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan ha logrado superar el talón Aquiles de las baterías de litio-azufre, gracias a una membrana biológica que permite que funcionen durante los más de 1.000 ciclos de carga y descarga que requiere un vehículo eléctrico.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico