¿Es la fructosa tan sana como parece?

Fructosa

La fructosa se ha ido convirtiendo en un edulcorante cada vez más utilizado con el paso del tiempo.

Su origen natural, al proceder básicamente de la fruta, hace que se la considere más saludable. Sin embargo, tal como relata el endocrino Esteban Jódar en este vídeo el consumo excesivo de fructosa puede llegar a ser muy perjudicial:

  • La fructosa tiene efectos metabólicos: aumenta muy rápidamente las cifras de azúcar en sangre, puede fomentar la obesidad o la aparición de un hígado graso.
  • En algunos estudios, los alimentos ricos en fructosa han demostrado ser adictivos en el sentido de que, para tener la misma sensación de satisfacción, se requiere tomar cantidades crecientes de los mismos.

La fructosa se emplea para endulzar la mayoría de alimentos y, sobre todo, los refrescos, bebidas energéticas isotónicas y muchas veces los zumos envasados.

La fuente más habitual de la que se obtiene la fructosa es el sirope de maíz. Y el contenido en fructosa de algunos de estos alimentos puede ser enormemente alto. Por ejemplo, el equivalente a unos 13-14 terrones de azúcar para 1/2 litro de cualquiera de estas bebidas.

Por ello, lejos de considerar que la fructosa es sana, conviene limitar o evitar el consumo de este tipo de azúcar.

La entrada ¿Es la fructosa tan sana como parece? aparece primero en MedicinaTV.

Ir a la fuente
Author: Redactor MedicinaTV

Powered by WPeMatico