“Enviar armas a Arabia Saudí es indecente, inhumano, inmoral… pero también es ilegal”

“Hasta aproximadamente marzo de 2018, el puerto peninsular desde el que se exportaban armas era el Puerto de Bilbao, pero las movilizaciones propiciadas por la sociedad civil, en las que estaban involucrados nuestros compañeros de Ongi Etorri Errefuxiatuak, consiguieron echar de allí a la naviera saudí Bahri”, recuerda a este diario la cántabra Patricia Manrique, activista de la organización Pasaje Seguro Ya!. “Actitudes ejemplares como la de Ignacio Robles, bombero que se negó durante una guardia a colaborar en la carga de cientos de toneladas de armas, despertaron a la sociedad civil vasca y su trabajo tuvo resultado”, y “fue entonces cuando Santander recogió este triste testigo”, lamenta.

“Lo lógico era esperar que el PSOE obrara de otra manera, pero los Derechos Humanos no son una prioridad tampoco para ellos”

“Todo esto es indecente, inhumano, inmoral… pero también es ilegal”, destaca Manrique. “Pese a que el presidente de la APS [Autoridad Portuaria de Santander] se empeñe en destacar que todo es legal en la carga, el Bahri Hofuf llegó a Santander al menos en marzo –y sospechamos que ha sido así todas las veces– con los sistemas de señalización [AIS] apagados, sin que haya sido sancionado por ello, por lo que seguimos a la espera de que el Gobierno de España tome cartas en el asunto”, añade. Efectivamente, la web de la organización de rastreo de buques VesselFinder constató que el barco saudí desconectó las señales de localización marítima durante aproximadamente 24 horas para navegar a escondidas, y cuando conectó de nuevo el sistema, ya estaba atracado en el Puerto de Santander. “Esto está acreditado, por lo que si no sancionan, tendrán que explicar por qué”, advierte la activista de Pasaje Seguro Ya!. “Nos consta que el grupo parlamentario Unidas Podemos, a través del diputado por Bizkaia José David Carracedo, ha preguntado por ello al Gobierno desde la época del PP y lo lógico era esperar que el PSOE obrara de otra manera, pero ya es por todo el mundo conocida su política de bandazos y cómo, a la postre, los Derechos Humanos y el cumplimiento de la legalidad internacional no son una prioridad tampoco para ellos”, asegura.

El Gobierno español “insiste en parapetarse en la responsabilidad y en la obligación de cumplir compromisos” y el presidente de la APS, Jaime González, “en la legalidad de la exportación de armas desde el Puerto de Santander”, pero “ninguno parece recordar o conocer, ya sea por incompetencia o por mala fe, el tema de la señalización ni que –y esto es muy importante– como resultado de una larga campaña de organizaciones de la sociedad civil, en 2013 la Asamblea General de Naciones Unidas votó masivamente a favor de la adopción del Tratado sobre el Comercio de Armas”, apunta Manrique. España fue uno de los primeros Estados en adherirse a este tratado vinculante; lo suscribió en 2014. “Esta norma de Derecho Internacional prohíbe el comercio de armas si se sabe que van a ser utilizadas para atentar contra la población civil, y los Estados deben denegar las autorizaciones si hay un riesgo preponderante de graves violaciones de Derechos Humanos, algo que es una evidencia respecto de la masacre en Yemen por parte de Arabia Saudí”, recuerda la activista de Pasaje Seguro Ya!. “A no ser que reconozcan que los tratados firmados en la ONU son pamemas, se está violando la legalidad internacional… una vez más”, añade. Y es que está convencida de que “toda la retórica institucional de la responsabilidad y la legalidad, desde el Puerto [de Santander] hasta el Parlamento [de Cantabria], es falta de voluntad política y una clara apuesta por una economía asesina, cuando siempre hay otras posibilidades”. En este sentido, cree que “con voluntad política se estudiarían otras opciones para que la vida de los trabajadores y trabajadoras afectadas por la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí tuvieran otro tipo de alternativas: se haría una reconversión… pero parece que no hay interés y quieren hacernos cargar con la responsabilidad de los cientos de miles de muertos en Yemen; sin duda, es un tema de inhumanidad y de falta de ética, pero es que, además, lo que estamos exigiendo es el cumplimiento de la legalidad internacional… igual, por cierto, que hacemos en el tema de las personas con derecho a refugio que no lo tienen”.

“Va contracorriente en un momento en que los pronunciamientos europeos son en el sentido de negarse a la venta de armas a Arabia Saudí”

Por todo ello, Manrique denuncia la “hipocresía” del presidente de la APS, con la que Pasaje Seguro Ya! está “a la espera” de reunirse. “Insinúa que su postura personal es otra, pero defiende el comercio de armas desde el puerto y no dice nada de las infracciones respecto a la señalización, mientras desvía la atención generando un alarmismo injustificado porque un grupo de ciudadanos albaneses con el visado europeo caducado intenten una y otra vez –no son muchos: son los mismos, que repiten intento– colarse en el Ferry para ir a Inglaterra”. Por su parte, el delegado del Gobierno español en Cantabria, Pablo Zuloaga, “también nos insinuó en una reunión que la venta de armas a Arabia Saudí le parecía inmoral y restó importancia al tema de los polizones”, pero “ahora avala la valla y su partido [el PSOE] autoriza la venta de armas a Arabia Saudí”. “Con tal nivel de incoherencia por parte de los responsables institucionales –sea su perfil político o técnico–, es normal que haya el clima de desconfianza que hay en las instituciones”, asegura Manrique, que considera que “todo esto es malísimo para nuestra propia democracia” y “va, además, contracorriente de los Derechos Humanos en un momento en que los pronunciamientos europeos son en el sentido de negarse a la venta de armas a Arabia Saudí, que está asesinando a población civil yemení mediante ataques y bloqueos que, además de más de 50.000 muertos en la propia guerra –datos del Washington Post–, está matando de hambre y ha provocado una tremenda epidemia de cólera en Yemen”.

Pasaje Seguro Ya! lleva trabajando en este tema desde marzo de este año 2018, cuando sus activistas fueron advertidos por sus compañeros de Ongi Etorri Errefuxiatuak –con quienes están “en permanente contacto”– de la presencia del Bahri Hofuf en el Puerto de Santander. “Cada vez que sabemos que va a llegar un barco –cuestión nada sencilla por el oscurantismo de la naviera, que ya he dicho que apaga los sistemas de señalización o pone nombres confusos en la ruta–, damos la voz de alarma en nuestras redes, avisamos a los medios y nos concentramos junto al monumento a las víctimas del vapor Cabo Machichaco”, explica Manrique. Y es que “independientemente de que salga más o menos gente a la calle, la ciudadanía está realmente preocupada: cuando avisamos, nos escriben personas para informar de que ven el barco, con afán de ayudar; hemos recogido ya casi 20.000 firmas en change.org…”. “Estamos en constante alerta y, por cierto, es agotador, pero creemos que merece la pena”, añade la activista de Pasaje Seguro Ya!, organización que además está estableciendo “redes con otros colectivos del Estado”. En este sentido, el próximo 3 de noviembre, sábado, tendrá lugar un encuentro-movilización conjunto en el pueblo de Quintanilla Sobresierra (provincia de Burgos), “de donde salen también armas de la empresa Maxam hacia nuestro puerto”. Marcha a la fábrica de armas. La guerra empieza aquí, parémosla aquí es el lema del encuentro-movilización. “No pensamos parar hasta que se cumpla la legalidad: movilizando, informando y, si es necesario, tomando medidas legales”, porque “el Parlamento de Cantabria hizo un pronunciamiento al respecto, y constantemente reclamamos a los y las parlamentarias que trabajen con sus homólogos en Madrid para que esta situación sea revisada”, advierte Manrique.

Por cierto, estos envíos de armas no afectan sólo a tierras lejanas. “Hay que tener en cuenta que la carga es tremendamente peligrosa, y en Santander tenemos dramáticas experiencias previas, como la del incendio del Cabo Machichaco, que no deberíamos olvidar; por eso escogimos el monumento como punto de encuentro y reivindicación cada vez que los Bahri atracan en nuestro puerto”, finaliza la activista de Pasaje Seguro Ya!.

Ir a la fuente
Author: Javier Lezaola

Powered by WPeMatico