Ángel Aroca Peinado es cirujano cardiaco infantil desde 1998 y, desde 2015, lidera el servicio de Cirugía Cardiaca Infantil y Cardiopatías Congénitas del Hospital La Paz, que –junto al Hospital Ramón y Cajal– conforma la unidad especializada más importante de toda España. La mitad de las cirugías cardiacas congénitas que realizan proceden de otras comunidades autónomas.

El mayor logro de esta unidad es haber reducido a menos del uno por ciento la tasa de mortalidad infantil por cardiopatías congénitas, en su mayoría detectadas durante la gestación. “Nuestro trabajo es informar a las familias que han descubierto que su bebé viene con una cardiopatía congénita de las posibilidades que existen, el tipo de cirugía y la calidad de vida que tendrá su hijo o hija, para que ellos tomen la decisión”, explica el facultativo. “Hay mucha variedad de casos, pero hay que decir que muchos de estos niños acaban teniendo una vida prácticamente normal”.

Ir a la fuente
Author: Gabinete de Prensa