Encuentran un esqueleto medieval «prácticamente completo» en el Castro de San Lourenzo, en A Pobra do Brollón (Lugo)

EUROPA PRESS

  • Arqueólogos han encontrado un esqueleto medieval «prácticamente completo» y «en muy buen estado de conservación» en la excavación en el Castro de San Lourenzo, en Cereixa (A Pobra do Brollón, Lugo).

Excavación en A Pobra do Brollón

La campaña arqueológica comenzó el 15 de julio y finaliza este jueves 15. Está promovida por la asociación vecinal de la parroquia, el Ayuntamiento de A Pobra do Brollón y la Universidad de Lisboa, con la participación de un campo de trabajo internacional subvencionado por la Dirección Xeral de Xuventude de la Xunta.

«La ley de Murphy es implacable. Llevábamos casi un mes de campaña. Pero es siempre en los últimos días de una campaña cuando sale el más espectacular», ha destacado Xurxo Ayán, director arqueológico e investigador del Instituto de História Contemporânea de la Universidade de Lisboa.

Bajo la dirección de Ayán, el equipo de tres arqueólogos, una antropóloga y 14 voluntarios del campo de trabajo estaba excavando una iglesia y necrópolis medievales en el recinto del castro.

En el lado norte de los restos de la iglesia medieval se encontraba la monumental tumba del esqueleto. Estos restos se suman a los del famoso Atilano de la campaña del año pasado, pero el nuevo individuo está «mucho mejor conservado». Los huesos están «más enteros y aportarán más información», según informa el Ayuntamiento en una nota de prensa.

HUESOS LLENOS DE DATOS

El esqueleto se encontró en una tumba de lajas, sin colmatación de tierra. «En este tipo de tumbas se crea un espacio vacío que propicia la conservación de los restos», ha explicado la antropóloga física Candela Martínez.

Al levantar la primera laja ya se vislumbró un cráneo perfectamente conservado, con dentadura incluida. Otros huesos conservados son los coxales (de la zona de la pelvis), que juntos al cráneo permiten definir la edad y el sexo del individuo, aunque de momento es pronto para valorarlo.

Martínez hace una valoración «muy cautelar» basada en una primera observación de los huesos en la que comenta que «es posible que el esqueleto sea de mujer».

La dentadura aporta información crucial sobre la dieta. «Con el análisis de isótopos estables se puede saber la dieta que tuvo el individuo en su infancia, a partir de si consumió más proteína de pescado o de carne; esto da pistas del origen de la persona», explica.

A primera vista, en esta dentadura se nota un «gran desgaste», lo cual puede venir motivado por factores varios como la edad o la dieta. Para tener datos más exactos, habrá que esperar a los resultados de laboratorio.

Ir a la fuente
Author: EUROPA PRESS