Uno de los factores que afectan a la competitividad de una empresa es la gestión de la energía. En la industria, es una variable determinante dentro de los costes de producción, y su optimización puede ser clave para la sostenibilidad económica, social y ambiental de la compañía. En este sentido, la biofábrica de Ence en Navia representa un paradigma de economía circular y eficiencia energética, al ser capaz de valorizar energéticamente los restos vegetales y los subproductos del proceso de la celulosa, y ser no sólo autosuficiente energéticamente, sino también excedentaria en energía verde y renovable.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico