• En la mayoría de las prisiones se sirve cordero asado o solomillo. Los centros sociales ofrecieron filetes con patatas y sopa de picadillo
  • El coste de la comida por interno se duplica y alcanza los 8 euros. Otegi pudo elegir en Nochebuena entre cochinillo y cordero, y en Navidad degustó entrecot

Ir a la fuente
Author: