El servicio 016 de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad recibió en 2020 un total de 764 llamadas pertinentes procedentes de Cantabria.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha indicado que es una cifra superior a la recogida en 2019, cuando se recibieron 701 llamadas.

También ha detallado que en lo que llevamos de 2021 se han registrado un total de 92 llamadas, 37 de ellas en el mes de enero (fueron 53 en el mismo mes de 2020) y 55 en febrero (60 el año pasado).

Para la delegada del Gobierno, el aumento de las llamadas al 016 demuestra “el horror” que han sufrido “muchísimas mujeres” en los meses que duró el confinamiento “en el que tuvieron que estar confinadas con quienes las ponen en peligro de forma permanente, las agreden, insultan, humillan e incluso las asesinan”.

La responsable del Estado en Cantabria ha explicado que se trata de un servicio telefónico de información, de asesoramiento jurídico y de atención psicosocial inmediata que presta personal especializado.

El teléfono 016 no deja rastro en la factura telefónica, es gratuito, confidencial y accesible para personas con discapacidad auditiva y/o del habla y baja visión. Ofrece atención las 24 horas del día y lo hace en 53 idiomas por teléfono y en 16 a través del correo electrónico y del chat online.

De hecho, al servicio telefónico 016 y al correo electrónico (016-online@igualdad.gob.es) se ha añadido un nuevo canal de acceso: la mensajería instantánea de Whatsapp a través del número 600 000 016.

Como novedad, desde el mes de marzo el 016, que estaba limitado a la violencia de género en la pareja o expareja, amplía su atención a todas las formas de violencia de género recogidas en el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, conocido como Convenio de Estambul, que data del año 2011 y que fue ratificado por España en 2014. Se incluyen aquí las víctimas de violencia sexual.

Además, el servicio ha incorporado la atención psicosocial inmediata mediante profesionales de psicología o trabajo social.