contaminacion CO2

Según un nuevo estudio de la Universidad de Berna, el aumento antropogénico del CO2 es 6 veces mayor y hasta 10 veces más rápido que cualquier cambio brusco anterior en las concentraciones del CO2

Utilizando nuevas tecnologías de medición los investigadores han podido reconstruir con más precisión que nunca las concentraciones de CO2 de la atmósfera. Las medidas se han tomado en un testigo de hielo de la Antártida y han permitido analizar la composición atmosférica que tenía la Tierra entre 330.000 y 450.000 años atrás.

El estudio se ha centrado en las liberaciones abruptas de dióxido de carbono a la atmósfera. Estas explosiones de dióxido de carbono ya se habían observado antes, pero solo en los periodos fríos del último ciclo glacial.

Testigo de hielo. Fuente: NASA’s Goddard Space Flight Center/Ludovic Brucker.

La investigación, sin embargo, muestra la existencia de estas bruscas liberaciones de CO2 incluso en los periodos cálidos. Estos periodos cálidos, como en el que nos encontramos actualmente, son los periodos interglaciares.

¿Cómo fueron estas explosiones repentinas?

Los investigadores no son capaces de explicar el porqué de estos aumentos repentinos de concentración de CO2 en la atmósfera. Pero, señalan que estos saltos naturales en la concentración de CO2 se produjeron casi diez veces más lentamente que el aumento causado por el hombre en la última década.

El mayor salto en las concentraciones de CO2 se ha producido en los últimos 6 años.

Comparando las explosiones repentinas del pasado con el aumento actual de las concentraciones del CO2 se observa que el mayor salto del pasado, de alrededor de 15 partes por millón, es similar al aumento causado por el hombre en los últimos 6 años.

Evolución de las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en partes por millón. Fuente: NASA

En el pasado mes de julio la concentración de CO2 era superior a 414 partes por millón. Desde que en el 2014 se superó por primera vez el umbral de 400 partes por millón, la tasa de aumento es cercana a 2-3 partes por millón cada año.

Este nuevo estudio aumenta el posible riesgo. Hasta ahora se pensaba que el clima en los periodos interglaciares eran muy estable. Pero ahora se ha comprobado que incluso en un periodo interglaciar como el que vivimos se pueden producir cambios abruptos de CO2.

Las subidas abruptas del dióxido de carbono del pasado se han relacionado con el deshielo de las grandes masas de hielo de Groenlandia y la Antártida. Como apuntan los autores, estas grandes descargas de masa son capaces de perturbar la circulación oceánica.

Por tanto, si las concentraciones de CO2 de la atmósfera aumentan rápidamente, también se podría producir un cambio simultáneo en los patrones de circulación del océano Atlántico.

Fuente: Christoph Nehrbass-Ahles, Jinhwa Shin, Jochen Schmitt, Bernhard Bereiter, Fortunat Joos, Adrian Schilt, Loïc Schmidely, Lucas Silva, Gregory Teste, Roberto Grilli, Jérôme Chappellaz, David Hodell, Hubertus Fischer, and Thomas F. Stocker. Abrupt CO2 release to the atmosphere under glacial and early interglacial climate conditions. Science, 2020 DOI: 10.1126/science.aay8178

VÍDEO RELACIONADO: ¿QUÉ PASARÁ SI SEGUIMOS CONTAMINANDO A ESTE RITMO?

Ir a la fuente
Author: Maddalen Iza {authorlink}
El ritmo de incremento del dióxido de carbono no tiene precedentes
https://noticias.eltiempo.es/feed/ Noticias de El tiempo

Powered by WPeMatico