El Racing regresó al trabajo, en las Instalaciones Nando Yosu, después de haber disfrutado de una semana de vacaciones de Navidad. Y es que los verdiblancos, tras el encuentro jugado ante el Real Oviedo en Los Campos de Sport el pasado 21 de diciembre, iniciaron siete días de descanso que concluyeron hoy, pues volvieron a calzarse las botas al filo de las 17:00 horas. La escuadra cántabra quiere comenzar con energía la segunda vuelta de LaLiga SmartBank para conseguir la permanencia en la categoría de plata y por eso esta centrada ya en el primer compromiso oficial que afrontará en 2020: la cita, correspondiente a la vigésima segunda jornada del presente campeonato, será ante el Club Deportivo Mirandés en Anduva el sábado, 4 de enero, a las 20:00 horas.

De cara al partido ante los burgaleses, en el que los pupilos de Cristóbal Parralo estarán arropados por un importante grupo de aficionados (ya se han vendido en Los Campos de Sport más de 300 localidades), el técnico racinguista no podrá contar con Moi Delgado, que deberá cumplir sanción por su expulsión -vio dos cartulinas amarillas- en el choque ante el Real Oviedo. Además, Parralo estará pendiente del estado físico de Karim Yoda, que ante los asturianos actuó con una férula a causa de la fisura que se produjo en el cúbito del antebrazo derecho, y Kitoko, aquejado de una lesión muscular en el recto femoral izquierdo.

Mañana lunes, 30 de diciembre, el conjunto cántabro volverá a entrenar en La Albericia a partir de las 10:30 horas.

En la fotografía superior, carrera continua de la plantilla racinguista en las Instalaciones Nando Yosu.

 

Ir a la fuente
Author: