El Racing ha decidido paralizar su actividad deportiva a causa del COVID-19 (el primer equipo tenía previsto ejercitarse en las Instalaciones Nando Yosu mañana martes 17 pero la sesión ha sido cancelada). El club verdiblanco ha adaptado esta medida tras las resoluciones del Gobierno de España (decretó el Estado de Alarma) y el Gobierno de Cantabria ante la evolución de esta epidemia.

El conjunto cántabro, que vio suspendidas dos jornadas de LaLiga SmartBank por el COVID-19 (ante el Club Deportivo Lugo en Los Campos de Sport y contra el Girona FC en Montilivi), ya había activado un protocolo de actuación con pautas de seguridad e higiene para combatir el coronavirus. Entre las decisiones tomadas por el Racing la semana pasada se incluyeron el cierre al público de las Instalaciones Nando Yosu y las oficinas de El Sardinero (con el objetivo de preservar la salud de futbolistas, técnicos, empleados, aficionados y periodistas) o la suspensión de los entrenamientos de las Secciones Inferiores y la Academia.

Sin fecha de retorno

La fecha de retorno de la actividad deportiva racinguista dependerá de la evolución de la epidemia existente en España por el COVID-19 aunque a los futbolistas del primer equipo se les ha enviado un plan de trabajo para desarrollar en sus domicilios. Además, a los jugadores residentes fuera de Cantabria se les ha otorgado el permiso correspondiente para que puedan regresar a sus lugares de origen a pasar en sus respectivos hogares los días de confinamiento decretados por el Gobierno de España.  

El Racing, además, ha colaborado los últimos días –y lo seguirá haciendo- con la campaña de comunicación que lleva a cabo el Departamento de Salud Pública que anima a los ciudadanos a permanecer en sus domicilios y mantener un comportamiento responsable para luchar contra el COVID-19, que en redes sociales emplea los siguientes hashtags: #QuédateEnCasa, #YoMeQuedoEnCasa y #EsteVirusLoParamosUnidos.

Ir a la fuente
Author: