Solo podemos entender lo ocurrido hoy en Madrid si el PSOE organizó una «quedada».

El Pleno del Congreso de los diputados vivió una jornada esperpéntica. El grupo socialista se salta a la torera las normas que los mismos grupos han marcado en el DECRETO DE LA NUEVA NORMALIDAD marcando una asistencia del 50% en este periodo.

Si los políticos se saltan a la torera las normas que ellos mismo fijan ¿como pretenden que los ciudadanos las cumplan? ¿donde a quedado la distancia de seguridad?