Según ha indicado la consejera este programa aumentará la cuantía de las prestaciones económicas que reciben las personas dependientes, mejorará las condiciones laborales de las auxiliares de ayuda a domicilio y unificará los criterios de acceso al sistema de atención. Para lograr estos objetivos, se conformarán diferentes grupos de trabajo que ahondarán en todas estas líneas. También se llevará a cabo el seguimiento continuado de conclusiones y resultados.

«Esta iniciativa garantiza que puedan seguir residiendo en su entorno el mayor tiempo posible, con calidad de vida y recibiendo los cuidados adecuados», ha indicado Álvarez, que ha destacado que las previsiones apuntan a que en la próxima década el número de personas con algún tipo de dependencia aumentará en Asturias en torno a un 5%.

Por esta razón, la titular de Derechos Sociales apuesta por anticiparse a este escenario «para dar respuesta a todos los casos que se puedan plantear». «Por eso trabajamos con todas las partes implicadas, detectando problemas y aportando soluciones», ha añadido.

Durante su intervención, la consejera también ha valorado el «papel fundamental» de las mujeres que desarrollan su vida profesional en el ámbito de los cuidados y ha avanzado que el programa ImpulSAD contempla la mejora de las condiciones laborales de las auxiliares de ayuda a domicilio, al tiempo que fomentará la incorporación a estas labores de personas que perciben una renta mínima.

ImpulSAD es un refuerzo del plan de choque de dependencia que el Principado puso en marcha en septiembre de 2019 y que ha permitido incrementar el número de personas atendidas en sus domicilios en un 42,6%, hasta llegar a las 5.995 personas en julio de este año, lo que supone 2.028 más que en diciembre de 2019. Además, esta medida ha reducido de forma sustancial las listas de espera, de tal modo que actualmente la mayoría de los expedientes se están resolviendo en plazo.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (20M EP)

Powered by WPeMatico