Un melillense de 23 años acusado de tratar de instruir, captar y radicalizar a otros jóvenes de la ciudad autónoma ha aceptado este miércoles, en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional, una condena de dos años y medio de prisión por autoadoctrinamiento terrorista.
Ir a la fuente
Author: