El PRC condena la negativa del Gobierno a cumplir el pacto contra la violencia de género

El PRC condena la negativa del Gobierno a cumplir el pacto contra la violencia de género aprobado por unanimidad en noviembre

Rosa Díaz da a conocer una respuesta parlamentaria en la que el Ejecutivo «elude el compromiso y confirma que no va a hacer nada»

La diputada y portavoz del PRC en materia de Igualdad, Rosa Díaz, ha condenado hoy la negativa del Gobierno de Cantabria a cumplir el pacto contra la violencia de género aprobado en el Parlamento el pasado mes de noviembre con el voto unánime de los grupos parlamentarios y ha acusado al PP de «oportunismo político», por apoyar con sus votos una propuesta que «no tiene intención de cumplir».

«Es una vergüenza que practiquen el postureo en un tema de tanto calado y que tanto dolor supone para muchísimas mujeres como la violencia de género». Así lo ha asegurado la parlamentaria tras recibir la respuesta del Ejecutivo a una petición de documentación del Grupo Regionalista sobre el grado de cumplimiento de la resolución parlamentaria aprobada en noviembre, coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Dicha respuesta no sólo confirma que el Gobierno «no ha movido un dedo» para cumplir el acuerdo adoptado en noviembre, sino que también adelanta que «no tiene intención de hacerlo», al remitir cualquier actuación a las políticas que desarrolla el Estado cuando el objetivo de la iniciativa impulsada por el PRC en Cantabria era «promover políticas propias en materia de educación, formación y sensibilización», además de «profundizar en la asistencia a las víctimas en el entorno rural».

Para la parlamentaria regionalista, la postura del Ejecutivo cántabro del PP evidencia «una falta absoluta de sensibilidad» ante un problema «gravísimo» y que exige «la participación e implicación de todas las administraciones para sumar esfuerzos e intensificar las políticas de prevención y, sobre todo, atención y cuidado de las víctimas».

Por ello, ha lamentado que el Gobierno de Cantabria pretenda «eludir su responsabilidad» y que lo haga «en contra de un acuerdo del Parlamento aprobado con sus propios votos», con un comportamiento «absolutamente intolerable y que supone una deplorable falta de respeto ya no a la Cámara parlamentaria, sobre sobre todo a las víctimas de la violencia machista».

«Mientras asistimos a concentraciones diarias y conocemos sucesos como la agresión sexual sufrida por una joven durante las fiestas de Santander, el Gobierno declina poner en marcha actuaciones que están en su mano, lo que nos confirma que cuando votó a favor de nuestra propuesta no tenía ninguna intención de cumplirla y que sólo lo hizo como un gesto de cara a la galería, para tratar de quedar bien en una fecha tan significativa como el 25 de noviembre», ha concluido la diputada.