El PP quería que el Congreso condenase los indultos a los líderes del procés y se encontró con que una mayoría del Congreso no se opone a los indultos. Una especie de gol en propia meta que los populares se marcaron este martes de forma muy consciente: cuando presentaron su moción pidiendo a la Cámara que rechazase las medidas de gracia, ya era fácil calcular que se quedarían en minoría frente a la izquierda y los nacionalistas. Pero la ofensiva de los populares no se detuvo, aun a costa de brindar al Ejecutivo la ocasión de mostrar que más de 190 de los 350 diputados lo respaldan de una u otra manera en su decisión de conceder las medidas de gracia. El independentismo más férreo aprovechó, eso sí, para que constase en acta su opinión de que el conflicto está lejos de resolverse con la previsible salida de la cárcel de los líderes condenados.

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: Xosé Hermida

Powered by WPeMatico