El PP cree que solo se puede agradecer a Pedro Sánchez que su gobierno haya sido el más breve de la democracia. Su gobierno ha sido sin duda el de la traición a España y a Cantabria

Los diputados nacionales del PP, Ana Madrazo y Diego Movellán, han hecho balance de la legislatura que hoy finaliza tras la disolución de las Cortes Generales que ha publicado esta mañana el Boletín Oficial del Estado. Una legislatura que para Madrazo “ha sido sin duda el de la traición a España y a Cantabria”, por sus cesiones al independentismo para llegar a La Moncloa pero también por “los desprecios a los que nos ha sometido a todos los cántabros en estos meses de Gobierno”.

La diputada del PP ha hecho un repaso a las cifras que deja la gestión de Sánchez, y que dejan más paro, un descenso en el consumo de los hogares o que la inversión internacional haya caído en un tercio. “A lo único que se ha dedicado Sanchez es a su propia campaña electoral, manipulando abiertamente todas las instituciones del Estado, y los propios Ministerios para aprobar Reales Decretos en tiempo de descuento, con fines puramente electoralistas y a costa del bolsillo de todos los españoles que pagaremos el aumento de déficit y de deuda que acarreará su costosa campaña electoral”.

Pero Madrazo ha querido incidir también en que el Gobierno de Sánchez se ha distinguido por su traición a Cantabria. “Sencillamente no existimos para el Gobierno de Sánchez y este desprecio se hizo palpable en los últimos Presupuestos Generales del Estado en los que nos dejó a la cola de inversión en infraestructuras, con una caída de más del 9%, cuando en Cataluña se incrementaron en un 60%”. Madrazo ha lamentado que Sánchez solo se acuerde de Cantabria «para llevarse nuestros trenes a Cataluña y Revilla no dice ‘ni mu’ al respecto». A lo que ha añadido que mientras la licitación de obra pública crecía en Cantabria en 2017 un 264%, “el mayor incremento del país, esa licitación cayó cerca de un 34% en 2018, el mayor descenso de España”.

Por su parte Movellán ha subrayado que lo único que se puede agradecer a Pedro Sánchez “es que su gobierno haya sido el más breve de la democracia en España, porque nunca antes un presidente de un gobierno de España había hecho tanto daño a Cantabria en tan poco tiempo”. A ello Movellán ha añadido que todo ello se ha hecho “con el silencio cómplice y el aplauso vergonzante del presidente de Cantabria y de los regionalistas cántabros”.

Para el diputado nacional del Partido Popular, la solución a todos estos problemas pasa por que el 28 de abril Pablo Casado sea el presidente de España y el 26 de mayo María José Sáenz de Buruaga sea la presidenta de todos los cántabros. “Creo que Casado y Buruaga serán el tándem perfecto para restañar las heridas que nos ha dejado el Gobierno de Sánchez en nuestra comunidad autónoma”, concluyó.

Finalmente los dos diputados han querido cerrar sus intervenciones subrayando el honor que ha supuesto para ambos haber representado los intereses de todos los cántabros en el Congreso de los Diputados.