Lombó ha comparecido hoy en el Parlamento para informar sobre las medidas adoptadas para una vuelta a las aulas que constituye el «mayor desafío» al que se ha enfrentado el sistema educativo

El curso 2020/2021 comenzará el próximo lunes en Cantabria con 90.020 alumnos en enseñanzas no universitarias, 2.743 menos que el curso pasado, y con, al menos, 293 docentes más, ya contratados, una cifra que se verá «incrementada». Desde el 1 de septiembre, están abierto ya los 304 centros educativos que imparte enseñanzas de régimen general en la Comunidad Autónoma, y están «preparados» para acoger al alumnado con las medidas de higiene y prevención fijadas en el protocolo general de vuelta a las aulas.

Lombó ha presentado esta fotografía del arranque del curso durante su comparecencia parlamentaria hoy en la Comisión de Educación, Formación Profesional y Turismo, apenas cuatros días antes de que comience el curso escolar 20/21, «el más difícil» y «el mayor desafío al que se ha enfrentado nuestro sistema educativo», en la que ha asegurado que, pese al descenso del alumnado-2.500 menos-, «tendremos muchos docentes más» para adecuar los centros a la crisis sanitaria actual. Según ha señalado, en la jornada de hoy se adjudican 16 vacantes más, y la previsión es que esa cifra crezca aún más.

Como dato para poner en perspectiva la magnitud de este esfuerzo, la consejera ha subrayado que la contratación de este personal tendrá un coste superior a los 12 millones de euros, un montante que se afrontará con el fondo extraordinario de Educación, cuya asignación se publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado -22 millones para el sistema educativo universitario y no univeritario- y que no cubrirá «ni con mucho» el gasto total de adecuación del sistema educativo a la actual situación.

La consejera ha reconocido el trabajo de «toda la comunidad educativa» durante estos meses para enfrentar el arranque del curso en medio de la crisis sanitaria. Una crisis que, ha reconocido ante la Comisión, tendrá «su reflejo» en los centros, que son «un espacio más de la sociedad».

En su opinión, con todas las medidas puestas en marcha, colegios e institutos serán un lugar «más seguro que otros en los que ya interactúan nuestros niños y jóvenes», pero, ha adelantado, reflejarán la situación epidémica que se dé en cada momento en el conjunto de la sociedad. «Habrá positivos, tendremos simultáneamente varios centros con aulas en cuarentena, con alumnos y docentes en sus casas», ha dicho.

Para reducir los casos, ha apelado a que, a las medidas implantadas por las administraciones y centros educativos, «se sume un ejercicio máximo de responsabilidad social» que permita estar atento a cualquier síntoma y evitar que profesionales y alumnado acudan a los centros si los presentan.

Para la titular de Educación, «tan importante» como el esfuerzo realizado en la contratación de nuevos docentes es el «esfuerzo sin precedentes» que se realizará desde Recursos Humanos para las sustituciones en Infantil y Primaria se realicen en veinticuatro horas. En Cantabria «habrá más docentes y se cubrirán las bajas más rápido», ha resumido.

Escolarización

El curso comenzará con 90.020 alumnos, de los que 84.020 pertenecen a enseñanzas de régimen general presencial, 6.000 alumnos en enseñanzas a distancia y de Escuelas Oficiales de Idiomas.

Del total de alumnos en régimen presencial, 46.119 alumnos están matriculados en Infantil, Primaria y Educación Especial y 37.901 en Enseñanza Secundaria Obligatoria y Formación Profesional.

Cantabria cuenta con 304 centros educativos que imparten enseñanzas de régimen general de los cuales 193 dependen de la Consejería de Educación, 96 son centros privados o con concierto educativo y 15 son centros de titularidad municipal.

Hay, además, 41 centros que imparten enseñanzas de régimen especial, de ellos:12 dependen de la Consejería de Educación, 24 son centros privados y 5 son centros municipales. Y por último la Comunidad Autónoma cuenta con 13 escuelas de adultos que dependen de la Consejería de Educación.

Por otra parte, ha informado de que la Consejería ha efectuado una compra centralizada de algunos materiales de prevención que ha hecho llegar a todos los centros educativos de la Comunidad Autónoma, independientemente de su titularidad. La compra realizada por la Consejería asciende a 870.000 euros e incluyen mascarillas (higiénicas, quirúrgicas, FPP2 y con ventana), pantallas faciales, gafas, guantes, termómetros, además de 35.000 euros en señalética.

A estas adquisiciones se suman las compras que han realizado directamente los centros con el dinero enviado por la Consejería, y que se espera supere ampliamente el millón y medio de euros, con lo que la implantación de medidas de prevención a las medidas de prevención e higiene serán superiores a los 2,3 millones de euros. Todo ello se suma al refuerzo de la limpieza, la contratación de personal PAS adicional y las dotaciones informáticas, entre otros aspectos.

Protocolos y planes de contingencia

Lombó ha revisado, en su comparecencia, las acciones llevadas a cabo y los protocolos que se prevén realizar en los centros educativos a partir del mes de septiembre y cómo afectarán tanto a los alumnos como al personal docente y no docente, una tarea que considerado «no ha sido fácil hasta ahora y no lo será tampoco a partir de ahora». Ha recordado que «toda la comunidad educativa ha trabajado mucho y bien para hacer frente a una situación muy, muy complicada» y para ilustrar esta dificultad ha incidido en la idea de que la comunidad educativa de Cantabria engloba a alrededor de 120.000 personas entre alumnado, personal docente y no docente, personal PAS y otros colectivos.

«La complejidad es enorme y la percepción social sobre esta situación muy diferente, por eso ha sido importante que, cada decisión, venga avalada por Salud Pública», ha puntualizado. Además, ha dicho que ya están informado el 95 por ciento de los planes de contingencia de los centros de Educación Infantil y Primaria ya están informados favorablemente, y al resto, se les ha solicitado que realicen algún tipo de modificación que se cerrarán hoy mismo.

Con respecto a los protocolos que serán de aplicación este curso, la titular de Educación ha manifestado que, a nivel organizativo, regirá el protocolo ya publicado el 7 de agosto, actualizado mínimamente el 31 de agosto tras la reunión con los ministerios de Educación y Sanidad, y que cada centro ha adaptado a través de la elaboración de sus respectivos planes de contingencia.

Y con respecto a la gestión de casos, será la guía de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos, la pauta de actuación, cuyas principales líneas de actuación son la consideración de casos estrechos para la realización de pruebas y el establecimiento de cuarentenas de todos los integrantes de los grupos de convivencia estable y, en el resto de grupos, quienes hayan compartido espacio con el caso confirmado a una distancia inferior a dos metros sin haber utilizado mascarilla.

Además, ha incidido en dos figuras «fundamentales» en los centros educativos, los coordinadores TIC y COVID, con quienes se celebrarán reuniones hoy y mañana.