La Autoridad Portuaria pide prudencia a los usuarios de embarcaciones en la bahía y recuerda que el límite de velocidad es de 15 nudos

 La APS ha empezado ya a tramitar los primeros expedientes sancionadores por exceso de velocidad en la bahía de estos vehículos, incluidas motos de agua.

 El presidente de la APS recuerda que el objetivo es hacer que las aguas del puerto de Santander “sean seguras para todos los usuarios”.

  El presidente de la APS, Francisco Martín, ha recordado esta mañana a los usuarios de embarcaciones, incluidas motos de agua, que deben respetar los límites de velocidad máximos establecidos en aguas del puerto de Santander con el objetivo de “mejorar la seguridad marítima evitando riesgos para los usuarios de la bahía”.

Martín, que ha señalado que han empezado a tramitarse los primeros expedientes sancionadores por exceso de velocidad, se ha referido al peligro que supone superar los límites permitidos “tanto en los cruces con los buques mercantes como para los bañistas de las playas”.

El Consejo de Administración de la APS aprobó en mayo de este año una ordenanza portuaria que establece la limitación de velocidades máximas de navegación de buques y embarcaciones en aguas del puerto de Santander. El documento sitúa esta restricción, para cualquier tipo de buque o embarcación, incluidas las motos de agua, en 15 nudos (27,8 km/h) y en 3 nudos (5,5 km/h) para los tramos de costa y playa que no estén balizados como zona de baño en una franja de mar contigua a la costa de 200 metros.

Esta prohibición afecta a la Zona I de las aguas del Puerto de Santander que incluyen las que están situadas en el interior de la bahía, limitadas por la línea recta que une la Isla de la Torre y Punta Rabiosa, y la proyección de los puentes de las carreteras S-10 sobre la Ría de Boo y CA-141 sobre las Rías de San Salvador y Cubas.