El banquero italiano reclama una indemnización de 77 millones de euros. El caso trata de determinar si una carta de cuatro páginas constituía un contrato vinculante o una oferta inicial no vinculante.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico