El Hospital Comarcal de Melilla, dotado de 172 camas para enfermos y varias dependencias sanitarias como los quirófanos y el servicio de urgencias, ha sufrido una avería en sus aparatos de aire acondicionado debido a la parada total de dos de las tres máquinas productoras de frío y de la reducción al 50% de rendimiento de la tercera cuando los termómetros rozan los 30 grados centígrados.
Ir a la fuente
Author: