Juan José Fernández creía que no recuperaría su coche desde que el pasado domingo se lo robaron cuando lo tenía aparcado en Os Rosales. Como es un Ford Fiesta del año 1996, pensaba que, a lo mejor, se lo habían llevado “para piezas”, porque salvo para él, que lo usa en su día a día, considera que no tiene mucha utilidad pero, contra todo pronóstico, esta la mañana, consiguió volver a conducirlo.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico