El Ejército se suma a la extinción de incendios, que ya son más de una treintena, todos «intencionados»

Hasta 200 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, procedentes de León y Zaragoza, con seis autobombras, se van a sumar a las labores de extinción de incendios forestales en Cantabria, que registra a medio día 35 focos activos, todos ellos «intencionados». La Guardia Civil ha sorprendido ‘in fraganti’ a un pirómano y tiene indicios en relación a otras personas.

Así lo ha afirmado el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, este domingo desde el centro de coordinación de emergencias del 112, donde ha destacado que más de 700 efectivos en total, junto a dos hidroaviones y un helicóptero pesado del Ministerio de Agricultura (MAPA), y el helicóptero del Gobierno de Cantabria, trabajan en la extinción de los incendios forestales, que afectan especialmente a Cabuérniga, Los Tojos y Cayón.

Revilla ha hecho hincapié en que los incendios son provocados y ha explicado que la Guardia Civil ha recogido «cantidad de mechas». Si bien ha lamentado la «impunidad» que existe en este tipo de delitos, ha destacado que «por primera vez» ha habido llamadas de vecinos alertando de posibles pirómanos.

Por su parte, el director general de Medio Natural, Antonio Lucio, ha señalado que la situación es «muy complicada» por el elevado número de focos que afectan a prácticamente toda la región salvo Liébana, Campoo, Valderredible y Valdeolea, con una serie de «puntos calientes» en la zona de Riotuerto, Liérganes y Cabuérniga. Según ha señalado, desde el jueves se han provocado más de 100 incendios, pero la situación se ha complicado especialmente a partir de la tarde del sábado, por el incremento de la velocidad del viento sur y porque esta noche la temperatura no ha bajado tanto como las anteriores, lo que ha facilitado que se propaguen con más facilidad. Ha explicado que de momento «el tiempo no nos va a ayudar», ya que si bien es posible que llueva algo el lunes por la tarde, lo cual sería «un alivio importante», para el martes y lo que resta de semana no hay previsión de lluvias.

La primera dotación de la UME, cuyo despliegue será paulatino y tendrá su base en La Lechera como el mes pasado cuando se desplazaron por las inundaciones, ha llegado ya a Cantabria y se dirige hacia Cabuérniga, al igual que el helicóptero pesado que ha enviado el MAPA.

En la zona de La Cavada han prendido fuego en eucaliptales; en el monte Caballar, entre Cayón y Villafufre, en zona de pinar y eucaliptal; en el monte Saja hay zonas de matorral pero también hay arbolado; y el incendio de Silió afectó a regerenado de roble

Por el momento no hay estimación de superficie quemada. Lucio ha explicado que una mayoría de incendios, sobre todo los que se provocaron hasta el viernes, afectó a zonas altas de matorral o de regenerado de arbolado, lo que responde a «los esquemas más clásicos de los incendios de esta época».

Pero desde la tarde del sábado, ya están afectando a arbolado. «En la zona de La Cavada han prendido fuego en eucaliptales; en el monte Caballar, entre Cayón y Villafufre, en zona de pinar y eucaliptal; en el monte Saja hay zonas de matorral pero también hay arbolado; y el incendio de Silió afectó a regerenado de roble», ha resumido.

El director general ha recalcado que «el 100%» de los incendios son «provocados». «Las quemas están prohibidas en toda Cantabria, si no estuvieran prohibidas podría haber negligencia», pero con la alerta vigente, «prender fuego ahora solo tiene el motivo de quemar y cuasar daño», ha dicho Lucio, quien ha destacado que «ni con todos los medios del mundo se puede controlar un incendio como el de anoche en Mazcuerras prendido con mechas en 30 sitios distintos».

Por su parte, el director general de Protección Civil, Luis Sañudo, ha destacado que junto a los medios de la Dirección General de Medio Natural y de la UME y el MAPA, están participando en el operativo efectivos de Protección Civil, que ha «doblado» tres parques, Guardia Civil, Cruz Roja, 061, etc.

Ir a la fuente
Author: eldiariocantabria