El Colegio de Médicos de Cantabria adquiere un robot de última generación destinado a la formación de los médicos en pacientes pediátricos y adolescentes con patologías graves

El COM de Cantabria se convierte en pionero en este tipo de formación al completar su Aula Virtual con la parte pediátrica

 Este robot, llamado Albert, por el Servicio de Pediatría del Hospital Valdecilla, ha sido adquirido a través de la Fundación del Colegio de Médicos de Cantabria,  y reproduce las situaciones de manera realista y fiable

 El Colegio de Médicos de Cantabria siempre implicado en la formación de calidad de sus colegiados, ha adquirido un robot de última generación para la realización de cursos de entrenamiento destinado a profesionales que trabajan con niños y que pueden encontrarse en una situación de gravedad o parada cardiorrespiratoria respiratoria;  médicos de urgencias, atención primaria, pediatras y 061.

Este robot, llamado Albert, por el Servicio de Pediatría del Hospital Valdecilla, adquirido a través de la Fundación del Colegio de Médicos de Cantabria,  reproduce de una manera realista y fiable, situaciones clínicas de gravedad variable que permiten a los formadores generar casos clínicos que van evolucionando en función de las decisiones y actuaciones realizadas por los participantes a los cursos.

El COM de Cantabria se convierte de esta forma en pionero en este tipo de formación al completar su aula virtual con la parte pediátrica. Así mismo, se podrá utilizar para entrenar a otros profesionales que trabajan con menores, profesores, técnicos y personal dedicado a la actividad deportiva. La patología emergente que surge en diferentes escenarios requiere de una intervención rápida, precisa y en el lugar donde surge para realizar la primera estabilización y así mejorar el pronóstico de estos pacientes graves, son ejemplos la parada cardiorrespiratoria, el ahogamiento,  el atragantamiento, traumatismo graves…etc.

El objetivo del COM con esta adquisición es aumentar la capacidad y abanico formativo que se está realizando hasta ahora, completando así la sala de simulación que dispone desde hace años con un maniquí adulto. Hasta el momento es el único colegio profesional que dispone de este tipo de salas en la actualidad, siendo gratuita la formación para sus colegiados