El Ayuntamiento de El Astillero niega que exista una plaga de roedores en el municipio

El Ayuntamiento de Astillero ha negado que exista una plaga de roedores en el municipio, remitiéndose al informe de actuaciones realizadas el pasado año por Montañesa de Desinfección, la empresa de control de plagas contratada por el Consistorio, y ha afirmado que han descendido los avisos en zonas donde se ha mejorado el saneamiento.

Los datos de Montañesa de Desinfección reflejan un descenso de avisos en aquellas calles donde se ha renovado la red de saneamiento, ya que su antigüedad es uno de los factores que inciden en la aparición de roedores.

Y ha señalado que en algunas zonas donde hay “un cierto aumento de avisos”, la empresa lo atribuye a “circunstancias coyunturales”, como pueden ser los trabajos de movimiento de tierras o la existencia de fincas y propiedades, mayoritariamente privadas, cuyo estado de abandono o suciedad favorecen la presencia de roedores.

La empresa de control de plagas atendió en 2018 en torno a 200 avisos por presencia de roedores. Una cifra que matizan, ya que algunos de esos avisos son de personas que vuelven a comunicar la misma incidencia al no haber sido localizados para informarles de su solución.

Una parte importante de esos avisos, insiste el informe, se refieren a fincas y propiedades “privadas”, donde las condiciones en que están favorecen la presencia de roedores y en las que ni el Ayuntamiento ni la empresa de control de plagas pueden actuar de forma preventiva.

El informe de 2018, que recoge tanto las acciones preventivas rutinarias que se realizan durante todo el año como la atención a avisos, incide, precisamente, en la necesidad de que la ciudadanía tome conciencia de que determinadas situaciones o comportamientos favorecen la presencia de roedores.

Edificaciones y solares abandonados constituyen focos de proliferación de roedores, siendo éstos los que pueden ser avistados con mayor frecuencia. Es decir, mantener los entornos saneados, tanto públicos pero también de forma relevante privados, es el paso primordial para mantener la población de roedores controlada”, detalla el informe.

“Se observa en toda la extensión del Ayuntamiento abundantes casas y locales abandonados y solares de titularidad privada en mal estado, en cuyo interior no es posible realizar actuaciones de disposición de cebos raticidas, excediendo el ámbito de actuación de las campañas de desratización“, ya que no pueden acometerse en propiedades privadas, añade el informe.

Una situación que, en ocasiones, puede hacerse extensiva al alcantarillado, canalones, etcétera de comunidades privadas, con un deficiente mantenimiento que favorece la presencia de roedores.

Ir a la fuente
Author: CD