La Casa Blanca ha anunciado este viernes el levantamiento de la prohibición, instaurada durante el mandato del presidente Barack Obama, sobre el uso de minas antipersona fuera de la península de Corea para garantizar la seguridad de los militares norteamericanos, en un gesto que ha provocado la indignación de ONG contra el uso de estos artefactos, como Humanity & Inclusion, que describir la medida como «un giro letal que supone una sentencia de muerte contra los civiles».
Ir a la fuente
Author: