Díaz exige que no haya más “demoras” en la integración ferroviaria, que “sigue sumando retrasos” con el Gobierno socialista

El concejal de Infraestructuras no cree que tardar tres meses y medio en constituir una mesa de seguimiento sea un “ejemplo de diligencia”

Teme que las obras no cumplan el calendario previsto, a la vista de las aportaciones económicas que se proponen para este año

Aclara que la alcaldesa no forma parte de la comisión de seguimiento y dice que se trataba de una reunión técnica, como sabe el delegado del Gobierno, que “ha asistido dos minutos y se ha ausentado después”

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda de Santander, César Díaz, ha exigido hoy que no haya más “demoras” en el proyecto de integración ferroviaria en la ciudad que, según dice, “sigue sumando retrasos” con el Gobierno socialista.

Díaz se ha expresado así tras asistir este jueves a la reunión constitutiva de la comisión de seguimiento del convenio, que se produce tres meses y medio después de la firma, algo que, en su opinión, no es precisamente “un ejemplo de diligencia”.

El portavoz del equipo de gobierno ha afirmado que desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa el proyecto para la integración ferroviaria de Santander no hace más que sumar retrasos.

“Retraso en la aprobación del estudio informativo. Retraso en la firma del convenio. Y retraso en aportar la información solicitada al ministro el día de la firma y reiterada después al Secretario de Estado”, ha resumido Díaz, quien ha afirmado que negarlo es “ponerse una venda en los ojos”.

En su opinión, “presumir de que se cumplen los plazos y compromisos para la integración ferroviaria es tanto como decir que Cantabria sale beneficiada con los presupuestos que acaba de presentar el Ejecutivo socialista”.

A su juicio, “no se lo cree” ni el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, al que “le está tocando hacer un auténtico papelón para defender lo indefendible”.

Además, ha considerado “curioso” que tanto socialistas como regionalistas, que “no dudaron en criticar este proyecto cuando se estaba impulsando desde el Ayuntamiento y cuando se logró culminar siendo ministro de Fomento Íñigo de la Serna, ahora no dejan de valorarlo positivamente y ponerse medallas”.

Frente a todo esto, el portavoz del equipo de gobierno santanderino ha pedido que no haya más demoras en los próximos trámites y pasos, al tiempo que ha mostrado su preocupación por los plazos de inicio y ejecución de las obras.

Y es que, según dice, a la vista del reajuste en las aportaciones económicas planteadas hoy a cada una de las partes para 2019, por debajo de lo inicialmente previsto para esta anualidad, se constata que las obras acumulan retrasos sobre las compromisos recogidos en el convenio que dejó elaborado el Gobierno del Partido Popular.

En la reunión, el Ayuntamiento también ha vuelto a poner de manifiesto su preocupación por otros aspectos del proyecto relacionados con la integración de la actuación en el entorno, en especial, todo lo relacionado con la losa que cubrirá las vías, una vez que se desplacen hacia la ladera de la calle Alta.

Igualmente, el Consistorio ha puesto sobre la mesa la necesidad de buscar una nueva ubicación para el Museo del Ferrocarril, porque el proyecto contempla su desaparición sin plantear alternativa, y la ciudad no puede perder este equipamiento, ha afirmado Díaz.

Falta de cortesía

Por otro lado, ha lamentado que el delegado de Gobierno no haya tenido la cortesía de invitar al Ayuntamiento de Santander a su comparecencia ante los medios de comunicación, en la que sí le han acompañado los representantes de otras administraciones.

Y le ha aclarado que la alcaldesa de Santander, Gema Igual, no es miembro de la comisión de seguimiento y, por tanto, no estaba convocada a la reunión de este jueves. El Ayuntamiento está representado en dicha mesa por el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, que es quien ha acudido a la reunión.

Por último, ha subrayado que se trataba de una reunión técnica, “como bien sabe Zuloaga, que ha asistido dos minutos para ofrecer un sermón político y se ha ausentado inmediatamente después”.