La Policía Nacional detiene al autor de un robo con violencia en la vía pública, a un reclamado judicial en el Aeropuerto e interviene en cinco peleas y agresiones durante la madrugada del sábado 20

Uno de los detenidos acababa de sustraer un móvil con violencia a una joven, y después de una eficaz intervención de los agentes pudo ser reducido. El otro  fue localizado en el aeropuerto Severiano Ballesteros haciendo un filtro en el vuelo de Rumania, y estaba siendo buscado por un juzgado de Burgos por un delito de falsificación de documento público.

La Policía Nacional informa de que en la madrugada del sábado día 20, entre las 4 y las 8 de la mañana, los efectivos desplegados fueron requeridos  hasta en CINCO ocasiones con motivo de agresiones y peleas que se produjeron en diferentes puntos de la capital.

A las 22:50 horas, en la calle Alta, a la altura del ascensor, dos varones en estado de embriaguez, se habían agredido  mutuamente presentando lesiones en la cara.

La segunda se producía a las 4:26 en el Paseo de Pereda, cuando presuntamente, un joven desconocido pegó un puñetazo a otro mientras éste estaba en la parada de taxi.

Tan solo 20 minutos después, a las 4:43, en la calle San Simón, se producía una agresión de dos mujeres a una tercera, produciéndole diversas lesiones y el hombro aparentemente dislocado.

.A las 5:42 horas, en la calle Daoíz y Velarde, un hombre se encontraba tirado en el suelo, al parecer había sido agredido presentando diversos golpes y lesiones, por lo que vino una ambulancia para trasladarlo al hospital.

La última se produjo a las 6:00 horas, en la calle López Dóriga, con motivo de una pelea entre dos varones; ambos presentaban golpes en la cara, y  uno de ellos tuvo que ser trasladado  por el 061 al hospital.

A las 06:23 horas, en la confluencia del Rio de la Pila con Calle San Celedonio los agentes son requeridos por una joven, la cual, les manifiesta que momentos antes un varón de unos 22 años con barba, de aspecto magrebí, sin camiseta le ha sustraído el teléfono móvil. La  joven, que se encontraba en compañía de su hermano menor de edad, relató a los agentes que el hombre  le propina a su hermano un puñetazo para  intentar quitarle el bolso y cuando la joven intenta mediar para que las lesiones no fueran a más,  el agresor aprovecha para sustraerle su teléfono móvil. Justo en ese  momento los policías observan a un joven con las características anteriormente referidas subiendo por la Calle San Caledonio de manera apresurada. A pesar de que le dieron el  «ALTO POLICÍA» para que se detuviera, ignora la orden y emprende la huida hacia calle Atalaya, y a medida que iban persiguiendo al individuo han ido recuperando tres teléfonos móviles  y una tarjeta de crédito del Banco Popular a nombre de otra persona.

El hombre, una vez que se percata que los actuantes están próximos a su persona, abre de manera violenta la puerta de madera de un portal de  la Calle San Celedonio. Los agentes, una vez llegan al lugar, localizan a esta persona en el descansillo de la primera planta. El hombre arremete violentamente contra los actuantes para evadirse de la detención, momento en el cual, proceden a reducir al individuo y en el forcejeo con el detenido se precipitan por las escaleras. Consiguen reducirlo y detenerlo, si bien seguía manteniendo una actitud violenta en todo momento, incluso en el trayecto hasta el vehículo policial. El detenido fue puesto a disposición judicial

El otro detenido realizado ese día fue localizado en el aeropuerto Severiano Ballesteros haciendo un filtro en el vuelo de Rumania, y estaba siendo buscado por un juzgado de Burgos por un delito de falsificación de documento público