Una mujer ha sido acusada de la presunta comisión de un delito electoral en Melilla al ser sorprendida en posesión de más de 30 votos por correo, de los que algunos se sospechan pertenecen a la saca robada a una cartera en el barrio de Las Palmeras, con la intención de beneficiar a una opción política, cuyo nombre no ha trascendido, a cambio de dinero.
Ir a la fuente
Author: