Desmantelan un grupo dedicado a robos en España, Francia y Portugal con más de un centenar de hurtos en Cantabria

La Guardia Civil ha desmantelado una organización criminal dedicada a todo tipo de robos y hurtos en el sur de Francia, Portugal y España, que viajaban en caravanas con 35 menores, y que en poco más de un mes ha cometido más de un centenar de robos solo en Cantabria, de los que se han recuperado efectos valorados en unos 230.000 euros.

En total, se han practicado 27 detenciones y cuatro personas han ingresado en prisión. La organización estaba compuesta por personas de origen croata y bosnio, nacionalizados en su mayoría en Italia, de los que cinco estaban en situación ilegal en España y muchos con antecedentes delictivos por toda Europa.

De los 27 detenidos, 21 son mayores de edad (13 varones y 8 mujeres) y el resto menores con edades desde los 14 años. Este grupo compuesto por más de 60 personas, la mayoría componentes de una familia asentada en Italia, practicaba una vida nómada, desplazándose por Europa en autocaravanas.

Los vehículos eran conducidos por las mujeres de la organización, mientras que los hombres permanecían ocultos en el interior para evitar ser identificados y así poder buscar objetivos. La organización tenía predilección por robos en interior de autocaravanas extranjeras, alunizajes en talleres mecánicos o el robo en empresas para la sustracción de cantidades ingentes de cobre.

La organización tenía predilección por robos en interior de autocaravanas extranjeras

A lo largo del presente mes han llevado a cabo acciones de distinta envergadura, entre las que destacan dos hechos ocurridos en Cantabria y Asturias en los que utilizaron camiones y palas cargadoras sustraídas con las que derribaron paredes de empresas sustrayendo unas 50 toneladas de cobre en cada caso. Más tarde, los camiones fueron localizados vacíos en Vizcaya. Con estos robos causaron un perjuicio económico de más de 200.000 euros.

Los menores robaban en comercios al descuido, y las mujeres accedían al interior de empresas y comercios para hurtar las recaudaciones, así como engaño a personas mayores con el denominado «abrazo cariñoso» para el robo de joyas.

Los resultados de esta operación han sido presentados esta mañana en la sede de la Guardia Civil en Santander por el delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, el Coronel Jefe de la XIIIª Zona de este Cuerpo, Luis del Castillo y el oficial responsable del operativo, el teniente Alberto Fuertes.

«TOCABA TODOS LOS PALOS»

Según han explicado, la organización «tocaba todos los palos de la actividad delincuencial», sobre todo robos en autocaravanas extranjeras, alunizajes en talleres mecánicos, robo de cobre, etc, siempre sin violencia ni intimidación.

El grupo estaba «perfectamente organizado», con distribución de cometidos, de forma que los menores y las mujeres actuaban sobre todo en centro comerciales y practicaban el ‘abrazo cariñoso’ para robar joyas a personas mayores, mientras que los varones se encargaban de los robos con fuerza.

A lo largo del último mes han llevado a cabo acciones de distinta envergadura, entre las que destacan dos robos de 100 toneladas de cobre ocurridos en Cantabria y Asturias, en los que causaron un perjuicio económico de más de 200.000 euros. En estos utilizaron camiones y palas cargadoras robadas con las que derribaron paredes de empresas y se llevaron unas 50 toneladas de cobre en cada caso. Los camiones fueron localizados vacíos en Vizcaya.

La operación continúa abierta y los objetos intervenidos permanecerán expuestos en dependencias de la Guardia Civil de Santander

JOYAS Y FAJOS DE DINERO EN LOS PAÑALES

El delegado del Gobierno ha felicitado a los agentes de la Guardia Civil por «este nuevo éxito» con el que han logrado poner fin a una «oleada de robos» que han sembrado temor en la población. Además, ha expresado su agradecimiento al Gobierno de Cantabria, que ha acogido en sus dependencias a los menores durante dos días hasta que volvieron con sus madres, y a la Policía Nacional que ha cedido sus calabozos porque todos los detenidos no cabían en las dependencias de la Guardia Civil.

Los menores fueron acogidos en un primer momento en el pabellón polideportivo de Astillero. El teniente que ha dirigido la operación ha contado cómo mientras se dirigían al pabellón, a los niños se les caían de las mantas y los pañales joyas y fajos de dinero.

El coronel jefe de la Guardia Civil ha destacado que la diferencia respecto a otras operaciones similares de delincuencia itinerante es la entidad, tanto por el número de integrantes del grupo -60- como por el elevado número de hechos delictivos, que se siguen investigando para esclarecer la procedencia de los objetos, entre los que hay incluso un dron.

De momento, han podido averiguar que una de las autocaravanas fue robada en Francia en el mes de mayo, y se continúa investigando para aclarar la procedencia del resto. También se han recuperado joyas con inscripciones en francés.

A todos los detenidos se les imputa un robo en el interior de una autocaravana en Portugal; los dos robos de cobre en empresas de Cantabria y Asturias y de tres camiones y dos palas cargadoras; un robo en una empresa de ropa en los Corrales de Buelna; 11 alunizajes en empresas de Astillero, Maliaño, Corrales de Buelna, Laredo, Cartes y Bezana; 54 robos en vehículos y 13 en interior de autocaravanas en Cantabria.

La operación continúa abierta y los objetos intervenidos permanecerán expuestos en dependencias de la Guardia Civil de Santander (Policía Judicial), donde las víctimas pueden proceder a su identificación en horario de 9 a 14 horas y pueden llamar al teléfono 942 32 14 00 ext. 2318.

Ir a la fuente
Author: eldiariocantabria

Powered by WPeMatico