La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana en Hornedo con más de 400 plantas de marihuana

La Guardia Civil de Cantabria en una operación contra el cultivo y tráfico de marihuana, ha procedido al desmantelamiento de una plantación tipo “indoor” perfectamente acondicionada en el interior de una casa de la localidad de Hornedo (Entrambasaguas), interviniendo 419 plantas y 653 gr de cogollos secos, procediendo así mismo a la detención de dos personas, un hombre de 33 años de edad  y nacionalidad rumana y una mujer de 37 años de edad y nacionalidad mexicana, ambos vecinos de Astillero.

Desde el pasado junio la Guardia Civil comenzó una investigación al obtener cuantiosa información acerca de extrañas conductas de personas que frecuentaban una vivienda aislada, que se encontraba alquilada, en la citada localidad.

Una vez se puso en marcha un operativo de vigilancia y seguimiento se consiguieron indicios suficientes que hicieron sospechar del cultivo de marihuana en su interior.

Durante la mañana del pasado 18 de julio, los investigadores observaron cómo, los ahora detenidos, se acercaban a la vivienda en un vehículo. Momento en el cual se intentó su detención pero lograron darse a la fuga, por lo que los agentes comenzaron un operativo de búsqueda y detención, algo que pudo lograrse cuatro días después.

En la entrada y registro del domicilio se encontró una importante plantación de marihuana dividida en cuatro estancias. Se incautaron un total de 419 plantas de tamaño medio en diferentes ciclos de crecimiento, así como 653 gramos de cogollos secos listos para el consumo.

Así mismo se desmanteló una compleja instalación para generar las condiciones idóneas de cultivo rápido de las plantas ya que lograban controlar no solo el grado de humedad apropiado, sino el ciclo de luz y oscuridad óptimo. De esta manera aseguraban cosechas constantes y un suministro continuado de esta sustancia.

Adicionalmente  se pudo acreditar un enganche ilegal de luz a la red eléctrica pública para alimentar la instalación.

Por lo descrito se detuvo a estas dos personas como supuestos autores de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.