La situación epidemiológica en Asturias es buena. Así lo reflejan todos los índices sanitarios de vigilancia de la pandemia. Tanto es así, que la región es la primera de España en entrar en la fase de «nueva normalidad» y en el gobierno regional ya están pensando en relajar restricciones. Tal y como adelantó ayer LA NUEVA ESPAÑA, lo primero que revisará el Principado serán las limitaciones de aforo en eventos, horarios de apertura en hostelería y recuperación de actividad en centro sociales. Pese a ello, los tempos marcados por el Principado no convencen a la patronal hostelera, Otea, desde la que urgen menos limitaciones para el ocio nocturno. «Es un agravio comparativo frente a otras comunidades», denuncian.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico