Podemos  defiende la necesidad de una política integral en defensa de la salud pública de Cantabria

La candidata a la presidencia de Cantabria, Mónica Rodero, ha defendido hoy la necesidad de una actuación política integral en defensa de la salud con intervenciones en múltiples sectores: sobre el modelo productivo y la política fiscal de forma que se reduzca la pobreza, la desigualdad, el paro y se incrementen los salarios, sobre el derecho a la vivienda con el fin de los desahucios, el control de los alquileres y el acceso a viviendas sociales, sobre el sistema de atención a las personas en situación de dependencia, la defensa de las pensiones y  la lucha contra las violencias machistas etc.

Defiende, además, el principio de ‘Salud en todas las Políticas’ que exige que en la planificación de todas las actuaciones de gobierno se realice una evaluación de su impacto en la salud . Todas las políticas deben maximizar los beneficios sociales y en salud y reducir los efectos negativos sobre las personas y el medio ambiente.  Y, en especial, las políticas propiamente de Salud Pública como el control de la calidad del aire, del agua de bebida y de los alimentos, sanidad veterinaria, salud laboral, inspección, promoción de estilos de vida saludables, prevención del tabaquismo, de las violencias machistas, de los embarazos no deseados, de las infecciones de transmisión sexual y sida, los cribados de cáncer, entre otras.

 

El blindaje  del Sistema Sanitario Público es otro de los grandes objetivos. Para ello propone un pacto político, sindical y social por una financiación que garantice la suficiencia financiera del Servicio Cántabro de Salud, ahora absolutamente infrafinanciado y con un déficit estimado para 2019 superior a 240 millones de euros, la reclamación de la financiación estatal comprometida para el  Hospital Valdecilla, el estricto control del contrato de colaboración público-privado de Valdecilla y diferentes medidas de racionalidad y buen gobierno. En este punto destaca la profesionalización de los equipos directivos, Dotar de asesoría jurídica y de tesorería propia a los Servicios Centrales del SCS, la creación de cauces para la participación ciudadana, reorientar el sistema hacia la cronicidad y la pluripatología, desarrollar la geriatría hospitalaria, la organización de los Hospitales en red, un plan de choque contra las listas de espera, compras centralizadas, fidelización de los profesionales, potenciación del papel de la enfermería y un Plan Estratégico de formación.

Así mismo, y muy en particular, destaca la necesidad de potenciar la Atención Primaria con una financiación no inferior al 20% del gasto sanitario y la creación de un grupo de trabajo multidisciplinar con participación de ciudadanía experta (representación municipal, asociaciones de pacientes, de consumidores y de sociedad civil) y de asociaciones profesionales, para elaborar una Estrategia de revitalización de la Atención Primaria.

La cabeza de lista de Podemos, considera necesario garantizar el acceso universal al sistema sanitario público  a todas las personas que vivan en Cantabria y el reconocimiento de nuevos derechos sanitarios para los menores hospitalizados, de derechos y garantías ante el proceso de la muerte, de acceso de los pacientes a su historia clínica, de derecho a las Técnicas de Reproducción Asistida por encima de los 40 años y a la dispensación de  la pastilla preventiva del VIH a las personas en riesgo de contagio.

Entre otras medidas de interés contenidas en su programa sanitario, ha señalado la humanización de  los Cuidados Intensivos caminando hacia Unidades de Puertas Abiertas, el impulso a la atención a la salud mental, la puesta en marcha del programa poblacional de Cáncer de cérvix, la prestación del material ortoprótesico mediante un sistema similar  a la receta electrónica, garantizar la atención psicológica de todas las mujeres víctimas de violencias machistas, la ampliación progresiva de la atención odontológica en los Centros de Salud, dotar de una Casa de partos al Hospital Valdecilla y de bañeras para alivio del dolor en el parto, consignación presupuestaria para remodelación del hospital Sierrallana y la puesta en marcha del nuevo edificio de consultas y creación de un equipo de atención domiciliaria para la Comarca de Liebana