El PRC afirma que Revilla “no tiene más preocupación que Cantabria” e insta al PP a “defender con soluciones” los intereses de los cántabros

Los regionalistas responden a Fernández que el presidente “no ha dejado de trabajar ni un solo día” y el Gobierno “funciona a pleno rendimiento”

El Partido Regionalista ha asegurado hoy que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, “no tiene más preocupación que Cantabria” y ha instado al PP a aportar al debate político “más soluciones y menos críticas partidistas” para “defender de verdad los intereses de los cántabros”, lo cual exige en este momento “propiciar la constitución de un Gobierno estable en España, que ponga fin a la interinidad y a los perjuicios económicos que supone para todas las Comunidades Autónomas”.

El PRC ha respondido de este modo a las declaraciones realizadas esta mañana por el portavoz popular Íñigo Fernández, a quien ha aclarado que el presidente “no ha dejado de trabajar ni un solo día” y el Gobierno autonómico “está funcionando a pleno rendimiento, transcurrido poco más de un mes desde su toma de posesión”. “Al parecer Íñigo Fernández ha vuelto de sus vacaciones con ganas de protagonismo y ni siquiera se ha molestado en ponerse al día antes de buscar titulares a base de infundios y descalificaciones”, ha precisado.

Asimismo, ha explicado que en este momento “la gran preocupación” de Revilla es que España “supere la situación de interinidad en la que lleva todo el año” y cuente con un Gobierno “con capacidad para trabajar”, porque el “bloqueo político” actual está costando “miles de millones de euros” a todas las Comunidades Autónomas y las aboca a “ajustes económicos que van a repercutir en los ciudadanos”.

El PRC ha recordado que en Cantabria ese coste asciende a 135 millones de euros, que el Gobierno central no puede transferir. “Eso es lo que de verdad le preocupa al presidente y debería preocupar también a Íñigo Fernández y al Partido Popular si tuvieran un mínimo compromiso con los cántabros, en lugar de anteponer sus divisiones internas y sus intereses partidistas”, ha agregado.

Frente a las críticas de “inacción”, ha defendido la “importante labor” que están llevando a cabo tanto Revilla como el resto de los miembros del Gobierno cántabro, “buscando soluciones a los problemas que supone el bloqueo político en España y poniendo en marcha los proyectos de legislatura anunciados por el presidente en su discurso de investidura”.

De hecho, ha concluido, para el Ejecutivo cántabro este año “no hay vacaciones, ni descanso”.