Las violentas protestas por la enorme subida de los combustibles ofrecen al colectivo indígena la ocasión propicia para plantear un nuevo pulso al Gobierno en las calles
Ir a la fuente
Author: