Izquierda Unida reclama a Lombó que mantenga el calendario bimestral y “no rompa” el consenso en la comunidad educativa

Izquierda Unida de Cantabria ha reclamado a la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó que “deje de jugar” con la comunidad educativa cambiando el calendario escolar “a su antojo”.

En un comunicado, la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, ha hecho estas declaraciones tras conocerse las intenciones de la titular de Educación en Cantabria de modificar el calendario bimestral “asumido por toda la comunidad educativa”.

Para Martínez, el calendario bimestral “está totalmente asentado y asimilado” por las familias y el personal de los centros. “Parece que la única que no ha acabado por asimilarlo es quien debe velar por el mantenimiento del consenso”.

“Ahora quiere imponer un calendario contrario a los criterios pedagógicos con la excusa de querer favorecer la conciliación de las familias, cuando tanto éstas como los docentes ya están funcionando con total normalidad; fue cuando se produjo el cambio en el calendario, hace varios años, cuando la consejería de Educación de entonces no hizo sus deberes para garantizar la conciliación y parece que quiere repetir ahora la propia Lombó”, critican.

Tampoco desde IU comparten el argumento que desde la consejería emplean para justificar sus decisiones al vincularlas con obligaciones marcadas por el Ministerio de Educación. “Deje de engañar a la gente, el ministerio sólo da orientaciones y es cada comunidad, en facultad de sus competencias, la encargada de sacar adelante sus planes y calendarios”, inciden.

“Las necesidades del alumnado no están para los caprichos de nadie”, continúa Martínez, quien se pregunta para qué quería el PRC dirigir Educación si está haciendo “total seguidismo” de las peores formas que acostumbró en la pasada legislatura el PSOE.

De hecho, Martínez afirma que son numerosas las quejas desde la comunidad educativa ante el “nepotismo” que parecen mostrar tanto la consejera como varios de sus directores generales.