Los cuidados que le das a tu mascota son fundamentales para que pueda vivir una vida tranquila y saludable, por lo que debes detenerte a determinar qué es lo mejor para ella en cada temporada. Unas de las acciones que más debes tener presente, son los cuidados preventivos, los cuales favorecerán enormemente su salud y bienestar.

Durante el verano, la probabilidad de que tu mascota pase tiempo afuera es alta, haciendo que corra grandes riesgos de contagiarse de parásitos externos. Este peligro hace que sea necesario que prestes atención a diferentes aspectos de su vida y le tengas especial cuidado a la desparasitación del animal según le corresponda, de esta manera, podrás darle una mejor calidad de vida. Es por ello, que para ayudarte, te facilitamos algunos consejos.

Refuerza la protección

Por lo general, los parásitos externos que pueden afectar a tu mascota suelen contar con un desarrollo óptimo durante la temporada de clima cálido, aunque se sabe que pueden ser capaces de sobrevivir bajo cualquier clima.

Esto ocasiona que suelan proliferar en verano, buscando animales para vivir en ellos y poder reproducirse de manera adecuada. Esto hace que desparasitar gatos y perros sea necesario e indispensable.

Ten presente que en el caso de los gatos, más del 50% cuenta con parásitos, entre externos e internos, ya que se encuentran muy expuestos a ellos, lo cual hace que sea fundamental su correcta desparasitación.

Preocúpate por los tratamientos periódicos

No sólo es importante realizar los tratamientos antiparásitos durante el verano, sino que es necesario y recomendado hacerlo de forma periódica para evitar un contagio. En este caso, lo adecuado es aplicar pipetas o sprays cada 6 meses, cuidando también los aspectos que sean aconsejados por el veterinario.

Cuida los productos que utilizas

No es adecuado que elijas cualquier tipo de producto para el cuidado de tu mascota, puesto que la calidad del mismo repercutirá en la vida de ambos. Es por ello, que lo mejor es que te permitas gastar un poco más de dinero para contar con productos de buena calidad, para desparasitarla y cuidarla.

Desparasita antes del parto

Esto es fundamental, ya que así evitas cualquier contagio que pueda ocurrir de la madre a los cachorros. Ten en cuenta que este procedimiento debe realizarse bajo vigilancia veterinaria, puesto que el embarazo es un período complicado tanto para perras como para gatas.

Pendiente con los cachorros al crecer

Tras un tiempo, los cachorros deberán ser desparasitados internamente, así como la debida desparasitacion externa perros y gatos. Esto permite asegurar su salud desde pequeños y evitar una propagación de cualquier parásito que pueda existir en el lugar donde se encuentran los mismos.

Mantén la higiene en casa

La higiene al contar con una mascota es indispensable, ya que muchas veces, los parásitos deciden esconderse en rincones pequeños y sitios oscuros. Esto evita que puedas verlos y eliminarlos, siendo un factor de riesgo.

De ser posible, desparasita tu casa también al menos dos veces al año o después de que aparezca algún parásito, tanto en tu mascota como en algún sitio de tu hogar.

Hazle mantenimiento al pelo de tu mascota

Los parásitos prefieren los animales de pelo largo y descuidado, ya que pueden ocultarse mejor. Por este motivo, lo mejor es que te tomes el tiempo de cortar el pelo de tu mascota, al menos una vez al año, así como darle un cepillado constante.

Así podrás evitar, tanto a los molestos parásitos como los horribles nudos ,y tu animal podrá lucir increíble siempre.

Ten en cuenta que no importa la cantidad de cuidados que le des a tu mascota, la desparasitación externa es importante y no debes dejarla pasar por alto, tanto por el bienestar de tu perro como por tu propio bien y el de tu familia, debido a que estos parásitos pueden llegar a afectar tu vida de manera directa.