El Juzgado de Instrucción  número 4 de Badajoz ha condenado a un paciente a indemnizar a dos médicas por el daño moral ocasionado por amenazas cuando no realizaron un tratamiento que no estaba recomendado
Ir a la fuente
Author: