Con ingresos de 20 mil lempiras se pagan cuotas de 8 mil en Banhprovi

El Heraldo

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

– La presidenta del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), Mayra Falk, declaró el lunes a EL HERALDO que existen opciones de financiamiento para casas, de acuerdo a la capacidad de pago de las personas interesadas.

Los más beneficiados con los bonos que está otorgando el gobierno son las personas que ganan menos de cuatro salarios mínimos.

Estos reciben el bono para la vivienda social, que asciende a 115 mil lempiras para vivienda y 230 mil para apartamento.

Los operadores de justicia y bomberos reciben 130 mil lempiras para vivienda y 250 mil para apartamento.

Las personas que ganan más de cuatro salarios mínimos tienen una tasa preferencial para vivienda que es de 8.

7% de interés y el gobierno aporta mensualmente por cada casa asignada 3,184 lempiras.

Los que más buscan una vivienda son aquellas personas de entre 20 a 40 años donde se ubica el 70% de los beneficiarios de la tasa preferencial.

LEA TAMBIÉN: Canciller y encargada de Negocios de EE UU hablan sobre migraciónPara mejorar el acceso a vivienda el gobierno ha destinado 1,200 millones de lempiras en 2019 del Fondo del Fideicomiso del Banco Central de Honduras (BCH) para financiar casas de clase media.

También hay proyectos de vivienda social que realiza la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) para atender a las personas de bajos recursos económicos.

Falk destacó que Banhprovi ha está yendo a los territorios a levantar las solicitudes de crédito de las personas y promueve con los intermediarios financieros lo que tiene.

Precisó que las personas que pueden optar a un préstamos para vivienda son aquellas que no tienen casa propia.

Pero en la actualidad se está creado un programa para una segunda vivienda, para aquellas familias que han crecido mucho o por si los hijos quieren dejarle el inmueble a sus padres y separarse.

Para poder financiar una casa se hacen estudios a la persona, ya que no se otorga de acuerdo al deseo del solicitante, sino en base a su capacidad de pago.

Si una familia recibe 20,000 lempiras de ingreso mensual, puede tener acceso a una vivienda cuya cuota sea de 8,000 lempiras.

“Tenemos que garantizar que las personas a lo largo de la vida del préstamo van a poder tener dinero para pagarlo”, estimó.

Las personas que quedan fuera del programa de bono son los que ya tienen una vivienda de alto costo, que son financiados por la banca sin ningún problema.

VEA: Tramo de carretera CA-4 se hunde y deja incomunicada zona occidentalTampoco aplican a una casa las personas que tienen un trabajo por contrato, porque esto les impide que tengan una cuota para poder pagar una vivienda.

No obstante, se pueden complementar con su pareja y sacar un préstamo familiar.

Sobre el problema de que muchas personas no tienen la prima para la vivienda que es de entre el 5% y 10% del valor total, Falk lamentó que las familias no ahorran y por eso no tienen estos recursos, pero el Estado no les puede dar todo, apuntó.

Solo en las cooperativas es donde las personas tienen ahorros y de allí pueden tomar la prima para la vivienda.

Ir a la fuente
Author: