La muerte de trece militares franceses en un accidente de helicóptero mientras perseguían a un grupo de yihadistas de Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS) en Malí ha puesto el foco sobre el Sahel, una región que a tenor de la creciente frecuencia con la que se suceden los ataques se ha convertido en el nuevo punto caliente del terrorismo islamista.
Ir a la fuente
Author: