Cómo ir a la moda sin arruinarse. Acceder a las marcas que crean tendencia y poder lucir sus prendas más demandadas no es accesible para todos los bolsillos desgraciadamente.

Las modas cambian constantemente, de un año para otro las prendas que eran actuales ya han cambiado por completo, esto genera un gasto desorbitado en todas aquellas personas que desean vestir a la última y de marca.

Esto hace que los fanáticos de la moda que no disponen de tanto dinero para invertir en ella, busquen constantemente ofertas y descuentos realmente suculentos. El problema con esta práctica reside en que muchas veces, no se presta especial atención a los lugares donde se están comprando dichas prendas o artículos de lujo, y cuando los reciben se dan cuenta de que han sido víctimas de un auténtico fraude.

Hay varias formas de acceder a marcas lujosas de prendas y complementos sin necesidad de tener que invertir todos los ahorros. A continuación se expondrán unas cuantas:

  • Visitar casas de empeños. En este punto concreto vamos a hacer referencia a artículos de lujo de alta gama, los cuales son muy difíciles de encontrar en tiendas convencionales.  Un claro ejemplo de artículo muy demandado son los relojes de marca, pues en estas casas de empeños gracias a la compraventa relojes de segunda mano, encontrarás ofertas realmente buenas para productos muy selectos o que incluso están ya descatalogados. La ventaja a la hora de comprar artículos de marca en casas de empeño reside en la fiabilidad de la misma, hay que tener en cuenta que estas casas antes de comprar cualquier artículo se aseguran de que sea totalmente verdadero, por lo que jamás tendrán en su disposición artículos falsos o imitaciones.
  • Visitar tiendas de segunda mano. Las tiendas de segunda mano o vintage de ropa son toda una joya, pues en esas tiendas se pueden encontrar prendas de marca a precios muy baratos por el simple hecho de ser de segunda mano, además de poder encontrar determinadas prendas icónicas que ya no se fabrican y tienen por ello un plus añadido para todas aquellas personas amantes de la moda. El problema con estas tiendas ésta en que se debe invertir mucho tiempo buscando entre montones y montones de ropa hasta conseguir dar con algo interesante, además de que nadie te asegura que una chaqueta de marca por ejemplo no sea falsa y estés pagando de más por un artículo de imitación.
  • Rebajas y temporadas pasadas. Todo el mundo sabe que en rebajas se pueden encontrar chollos realmente interesantes, pero lo que muchas personas no tienen en cuenta es que al terminar una temporada (invierno por ejemplo) quedan prendas que no se han vendido y puedes acceder a ellas en la siguiente temporada aunque no sea de rebajas. Todo depende de como te manejes hablando con la gente y las ganas que tenga la dependienta de ofrecerte dicha prenda o no.
  • Tiendas comparadoras de internet. El último paso a tener en cuenta es buscar en internet la prenda que deseamos obtener. Aquí hay varias modalidades, puedes visitar tiendas de segunda mano tipo “milanuncios” o similares, pero nadie te asegura nada, otra forma sería entrar en páginas web especializadas en buscar chollos en cuanto a ropa de marca se refiere, se podría decir que es una especie de booking de ropa de marca. El plus que tienen estas webs es que te aseguran que los artículos que compras sean realmente de la marca que ofrecen y no sean una imitación.

Estos son sólo unos pocos consejos a la hora de conseguir prendas de marca y artículos de lujo a precios realmente asequibles, no obstante siempre puedes adquirirlas del modo tradicional, es decir, yendo a la tienda física de dicha firma y comprando ahí directamente lo que estás buscando, sólo que en este caso deberás ahorrar un poco previamente si tu economía no acompaña los precios que suelen manejar esas firmas o marcas de gama alta. Otra opción es pedirlo a un familiar o grupo de amigos muy cercanos para que te lo regalen en tu próximo cumpleaños, pero tendrás que tener presente que será una inversión realmente elevada por parte de ellos que probablemente no puedan asumir en muchos casos.

Lo cierto es que aquí la imaginación es tu única barrera a la hora de encontrar auténticas gangas por el amplio y basto mundo de internet, tan sólo tendrás que invertir un poco de tiempo para conseguir dar con ellas.