Los Contratos por Diferencia abreviado en inglés como CFDs, como su nombre lo indica es un contrato acordado entre el inversor y un intermediario (un banco emisor del CFD o bróker), el mismo que pagara o cobrara la diferencia entre el precio actual del subyacente y el precio al que este cotice en una fecha dada aún sin determinar; es decir, es un tipo de instrumento financiero especifico que le permite negociar el precio de un instrumento sin la obligación de poseerlo, ya sea índices, futuros, acciones, etc. Por ejemplo, al comprar un CFD sobre una acción, no eres el propietario de la acción, pero si tienes un contrato con el bróker.

Es así como el Trading con CFDs radica en comprar o vender un contrato por diferencia en   proveedores como EasyMarkets. La ganancia o pérdida del CFD viene dada por la diferencia que exista entre el precio de entrada y el precio de cierre de la posición.

¿Cómo funcionan los CFDs?

Los CFDs brindan la oportunidad de poder invertir tanto en el alza como en la baja. Si se invierte al alza se tendrá como beneficio la diferencia al alza en el precio de la acción. Por ejemplo, si se abre la posición a $20 y se cierra a $25, el beneficio sería esos 5 dólares, puesto que hay una diferencia al alza: $25 – $20 = $5. Se abre una posición larga.

Si por el contrario, se invierte a la baja se obtendrá como beneficio la diferencia a la baja entre el precio de establecimiento del contrato y el de cierre. Por ejemplo, si se abre una posición a $11 y se cierra a $10, el beneficio sería ese dólar, debido a que hay una diferencia a la baja. Se abre una posición corta.

El cálculo formulado tanto para la alza como la baja seria siempre el mismo (precio de venta – precio de compra), esto siempre será si el precio de venta es mayor al de compra, produciendo en la operación beneficios. Es importante señalar que este cálculo no incluye los gastos de financiación o comisiones que el bróker pueda llegar a fijar.

Es así como los CFDs permiten obtener beneficios a través del mercado independientemente del escenario en que se encuentre, tanto en mercados que estén al alza como con los que estén a la baja. Es evidente que si se apertura una posición bajista, y el mercado se comporta de forma opuesta a las proyecciones, es decir sube, entonces se tendría una pérdida. Ocurriendo lo mismo si se apertura en una posición larga y el mercado cae.

Por otra parte, es necesario mencionar que los CFDs son un producto apalancado, por lo que se necesita solo depositar un mínimo porcentaje del valor total de la operación para poder abrir una posición. Lo que significaría colocar una pequeña cantidad de dinero para controlar una cantidad mucho mayor, pudiendo aumentar el retorno de su inversión. Pero a su vez existe la posibilidad de que las pérdidas se amplíen también, por lo que se debe tener en cuenta ese riesgo.