Sanidad ordena el cierre de clubes de alterne o prostíbulos con independencia de la licencia bajo la que desarrollen su actividad

El Gobierno ha tomado esta medida, que entra en vigor hoy, ante el elevado riesgo de contagio y las dificultades de rastreo

La Consejería de Sanidad ha ordenado hoy el cierre al público de los clubes de alterne o prostíbulos en Cantabria, ante el elevado riesgo de contagio por COVID19 y las dificultades de rastreo que “harían imposible el control de focos y brotes”,  según la resolución que acaba de publicar el Gobierno a través de un Boletín Extraordinario.

Esta decisión se incluye dentro de las medidas que está adoptando la Consejería para frenar la propagación de la COVID y prevenir contagios en Cantabria, y para adoptarla se ha tenido en cuenta “la dificultosa o imposible identificación de casos y contactos estrechos por parte de los rastreadores” y la “imposible adopción” de medidas de prevención de contagio y transmisión.

“La probabilidad de producirse casos en personas relacionadas con estos establecimientos es elevada y, en caso de producirse, los estudios a llevar a cabo por los equipos de rastreadores para identificar a los contactos estrechos, resultarían enormemente dificultosos o realmente infructuosos por la alta probabilidad de ocultación de la información o simplemente por el desconocimiento de la identidad de tales contactos estrechos, lo que haría imposible el control de los focos y brotes”, recoge la resolución del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha valorado esta medida “necesaria más allá del COVID” y ha recordado que el Ejecutivo tiene recursos y plazas disponibles para dar una respuesta y atender a estas mujeres en situación de vulnerabilidad.