Durante la reunión de líderes entre China y la Unión Europea se ratificó el compromiso para recuperar la economía mundial pese a los impactos generados por la pandemia del coronavirus.

El primer ministro de China, Li Keqiang, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, celebraron este lunes mediante videoconferencia, la 22ª  reunión de líderes entre la nación asiática y el bloque de los 27

Durante la reunión los líderes abordaron temas como la emergencia sanitaria producida por la pandemia del coronavirus, el comercio, acuerdos de inversión, y la tensión entre China y Hong Kong.

Los representantes de la Unión Europea y China, manifestaron el progreso de las negociaciones económicas llevadas a cabo y reafirmaron el compromiso para fortalecer la cooperación en el marco de la lucha contra la Covid-19, asimismo acordaron profundizar la inversión económica, comercial, y la innovación tecnológica, y demás campos.

Por su parte, el primer ministro Keqiang, quien copresidió el encuentro, señaló que el Gobierno del presidente de China, Xi Jinping, está en la disposición de mantener las relaciones diplomáticas con la Unión Europea, y fortalecer el multilateralismo. «La cooperación supera con creces la competencia, el consenso supera con creces las diferencias» afirmó Kequiang.

Kequiang, aseguró que China y la Unión Europea son las principales economías para reducir el impacto económico del coronavirus, e instó a sus socios comerciales a mantener la estabilidad de subministro de la cadena industrial, para dar impulso a la recuperación de la economía mundial.

“La expansión de la apertura bidireccional entre China y Europa puede lograr un beneficio mutuo y resultados beneficiosos para todos” expresó Kequiang.

Otros temas recurrentes en el diálogo, fueron la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), las relaciones comerciales de ambos bloques y el cambio climático.

“Necesitamos resolver problemas concretos”, ha alertado Michel, que ha explicado que tanto él como Von der Leyen han seguido empujando a Beijing para “reequilibrar” la relación comercial con China, pidiendo una relación recíproca en acceso al mercado o el control de los subsidios.

“No es una relación fácil, pero estamos trabajando en ello”, ha asegurado Von der Leyen.

“Necesitamos hacer progresos. Para esto la cumbre era solo un punto de partida. Progresar implica cooperar, reciprocidad y confianza. Estos han sido los tres pilares de nuestra conversación”, comentó la presidenta de la Comisión Europea.